Militares estadounidenses tendrán como responsabilidad la construcción de nuevos centros de tratamiento en las zonas más afectadas

 16 septiembre, 2014

Washington.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tiene planeado anunciar este martes el refuerzo de unos 3.000 militares de EE. UU. hacia África Occidental para que participen de las acciones contra el virus del ébola, indicó un alto funcionario estadounidense.

Los militares estadounidenses tendrán como responsabilidad la construcción de nuevos centros de tratamiento en las zonas más afectadas como parte de una iniciativa para detener la epidemia.

Obama, que considera el brote una prioridad para la seguridad nacional, explicará las nuevas medidas este martes en Atlanta (Georgia, EE.UU.) durante una visita a la sede de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) , la agencia estadounidense que coordina la respuesta al brote de ébola, informó una fuente oficial de la Casa Blanca.

El Mando África de EE.UU. coordinará la operación con un Mando de Fuerzas Conjuntas establecido en Monrovia (Liberia) , mientras que desde una nueva base regional se agilizará el transporte de los equipos y el personal sanitario.

La iniciativa también contempla el desarrollo de programas de entrenamiento de personal y fortalecimiento de la infraestructura médica.

Barack Obama afirma que el Eximbank ayuda a generar empleo | AP
Barack Obama afirma que el Eximbank ayuda a generar empleo | AP

En el marco del nuevo plan, el Pentágono enviará un equipo de ingenieros para poner en marcha 17 centros de tratamiento en Liberia, cada uno con capacidad de 100 camas, así como personal médico para formar a 500 profesionales de la salud a la semana en la región.

En la zona ya hay 100 expertos de los centros de control de enfermedades, en uno de los mayores despliegues de personal en la historia de esta agencia del Gobierno.

La misión también incluye el envío de kits de emergencia básicos para 400.000 hogares en Liberia, paquetes que incluyen desinfectantes para evitar la transmisión del virus a otros familiares.

Los esfuerzos estadounidenses se concentrarán en Liberia, uno de los tres países más afectados junto con Sierra Leona y Guinea. Un centro de mando será instalado en Monrovia.

La epidemia de ébola en África Occidental, la más grave de la historia de esta fiebre hemorrágica identificada en 1976, ha matado a más de 2.400 personas sobre un total de 4.784 casos detectados, según el último balance del viernes de la OMS.

Por el momento, Estados Unidos ha consagrado recursos por $100 millones.

Obama pidió este lunes al Congreso que aprobara una partida de $88 millones adicionales, lo que llevaría el monto total de la ayuda de Estados Unidos a $250 millones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que serían necesarios nueve meses y unos 650 millones de dólares para frenar la epidemia.

El próximo jueves el Consejo de Seguridad de la ONU mantendrá una "reunión de urgencia" con el fin de acordar respuestas a nivel mundial para combatir el brote del ébola en África occidental, anunció el lunes la embajadora estadounidense en la ONU, Samantha Power.

Por su parte la Unión Europea (UE) exhortó a los miembros del bloque a recuperar "el tiempo perdido" con nuevas contribuciones para combatir el ébola.