El mandatario aseguró que el objetivo de Estados Unidos es garantizar que el Estado Islámico deje de ser una “amenaza” para Irak y para toda la región de Oriente Medio.

 3 septiembre, 2014
Imagen del video distribuido por el Estado Islámico en el que aparece el periodista Steven Sotloff, de 31 años y originario de Miami, bajo el control de un militante del grupo, quien, presuntamente, después lo decapitó. | AP
Imagen del video distribuido por el Estado Islámico en el que aparece el periodista Steven Sotloff, de 31 años y originario de Miami, bajo el control de un militante del grupo, quien, presuntamente, después lo decapitó. | AP

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró hoy que la decapitación del periodista estadounidense, Steven Sotloff, a manos del grupo yihadista Estado Islámico (EI) no intimidará a su país y prometió que “se hará justicia”.

“Fue un acto de violencia horripilante. No olvidaremos ni nos van a intimidar. Aquellos que cometen el error de atacar a los norteamericanos, deben saber que nunca olvidaremos (...) y que se hará justicia”, aseguró Obama en rueda de prensa en Tallin, capital de Estonia.

Obama aseguró que el objetivo de Estados Unidos es garantizar que el Estado Islámico deje de ser una “amenaza” para Irak y para toda la región de Oriente Medio.

Al igual que ocurriera con Al Qaeda y su líder, Osama Bin Laden, la derrota del EI “requerirá tiempo y esfuerzo”, agregó.

El Consejo de Seguridad Nacional estadounidense ha confirmado la autenticidad del vídeo que muestra la decapitación de Sotloff por el EI.

“La comunidad de inteligencia de EE. UU. ha analizado el recién divulgado vídeo del ciudadano estadounidense Steven Sotloff y ha llegado a la conclusión de que es auténtico”, dijo.

En la grabación, titulada “Un segundo mensaje a Estados Unidos”, el verdugo de Sotloff atribuye su muerte a los ataques selectivos del Gobierno estadounidense contra posiciones del EI en Irak, y amenaza de muerte a un tercer rehén, el británico David Haines.

El vídeo de Sotloff se divulgó apenas trece días después de que el EI hiciera público otro que mostraba la decapitación del periodista estadounidense James Foley.

Sotloff, de 31 años y que supuestamente fue capturado en agosto de 2013 cerca de la frontera entre Siria y Turquía, aparece en las imágenes vestido con un mono naranja y arrodillado junto a su verdugo, en un escenario desértico muy similar al que aparecía en las imágenes de la decapitación de Foley.