11 mayo, 2016
Fotografía de archivo que muestra un grafiti contra la pedofilia
Fotografía de archivo que muestra un grafiti contra la pedofilia

Washington

La arquidiócesis de Baltimore, en el estado de Maryland, publicó 14 nuevos nombres de sacerdotes o miembros del clero de Estados Unidos sospechosos de pedofilia, un gesto poco habitual que fue bien recibido por las víctimas, que denuncian regularmente el silencio de la institución ante sus escándalos.

La lista fue discretamente publicada en enero y reproducida el martes por el diario local The Baltimore Sun.

La arquidiócesis enumera 57 nombres que ya habían sido divulgados en 2002, luego de las revelaciones del diario The Boston Globe sobre los abusos contra niños por miembros de la Iglesia católica, y añade 14 nuevos nombres de presuntos abusadores.

"La primera motivación (...) es la de animar a una eventual víctima de estos individuos a manifestarse", explicó el portavoz de la arquidiócesis, Sean Caine, al diario The Washington Post.

"Las víctimas nos dicen que uno de los principales obstáculos es que se sienten solos. Creen que están solos. Y que nadie les va a creer", agregó.

Según el grupo de apoyo a las víctimas bishop-accountability.org, 31 diócesis de Estados Unidos de un total de 178 han publicado una lista similar de presuntos agresores. La de la arquidiócesis de Baltimore involucra al menos a 94 parroquias.

La red estadounidense Snap, que reúne a personas abusadas sexualmente por sacerdotes, se manifestó "feliz" por la publicación de la lista pero instó a "cada parroquia a hacer lo mismo en su sitio de internet".

Su responsable, Barbara Dorris, teme no obstante que la lista esté incompleta y que sea una forma de evitar cambios en los tiempos de prescripción del delito.

Las víctimas, que a menudo no pueden demandar a sus agresores penalmente cuando los hechos son demasiado viejos y han prescrito, reclaman revisar los tiempos de prescripción.

Spotlight, la unidad de investigación responsable de las revelaciones sobre sacerdotes pedófilos en la década de 2000, dijo esta semana que más de 67 instituciones privadas han sido blanco de acusaciones de abuso sexual o acoso desde 1991 y que cientos de abusos han ocurrido durante décadas, según reveló The Boston Globe.