Paciente fue hospitalizado el domingo en Dallas y está en cuarentena

 1 octubre, 2014

Washington. AFP. Un hombre que viajó de Liberia a Texas (sur de Estados Unidos) se convirtió ayer en el primer paciente a quien se le diagnostica ébola fuera de África, adonde Estados Unidos prevé enviar en las próximas semanas unos 1.400 militares para combatir la epidemia.

“Hasta dónde sabemos, es el primer paciente con diagnóstico fuera de África”, dijo Tom Frieden, director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) , quien afirmó que hay “cero riesgo” de que el mal se haya propagado en el avión.

El hombre, cuya nacionalidad no fue precisada, comenzó a experimentar los síntomas el 24 de setiembre y llamó a un médico dos días después. Fue hospitalizado el domingo en Dallas, Texas, donde fue puesto en cuarentena. La infección con el virus del Ébola la confirmó el análisis realizado en dos laboratorios clínicos.

Frieden enfatizó que no hay “ningún riesgo” de que esta persona haya podido infectar a los otros pasajeros del avión que lo trajo a Texas pues en el momento del viaje no tenía síntomas.

La propagación de este virus, la mayor hasta ahora vista, ya provocó la muerte de 3.091 personas en países africanos, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Refuerzos. El Pentágono anunció ayer el envío de unos 1.400 soldados a Liberia en las próximas semanas para combatir la epidemia.

La mitad pertenecen a la 101.ª División Aerotransportada y los otros 700 son ingenieros militares que serán desplegados en Monrovia, la capital de Liberia, a fines de octubre, dijo a la prensa un portavoz del Departamento de Defensa, el contraalmirante John Kirby.

El Dr. Edward Goodman, epidemiólogo del Hospital Presbiteriano de Dallas, brindó ayer una conferencia de prensa en la que dio a conocer los detalles sobre el estado de salud del paciente con ébola. | AP
El Dr. Edward Goodman, epidemiólogo del Hospital Presbiteriano de Dallas, brindó ayer una conferencia de prensa en la que dio a conocer los detalles sobre el estado de salud del paciente con ébola. | AP

Los soldados se sumarán a los 200 militares estadounidenses ya estacionados en Liberia y forman parte de los 3.000 efectivos que Washington previó enviar a ese país para ayudar a formar a los trabajadores del sector sanitario e instalar hospitales e infraestructuras.

Peligro. La fiebre hemorrágica causa un amplio espectro de síntomas , incluso altas temperaturas, vómitos, diarrea y hemorragias.

El virus se disemina mediante el contacto con fluidos corporales de personas ya contaminadas que ya estén mostrando los síntomas, o al tocar el cuerpo de una persona muerta por ébola, insistió Frieden, quien en la tarde de este martes informó al presidente Barack Obama sobre la situación y las medidas a que fue sometido el paciente.

El médico consideró en cambio “posible que integrantes del entorno del enfermo contraigan ébola en las próximas semanas”, por lo que serán examinados.

“No tengo dudas de que controlaremos la importación de este caso e impediremos que el virus se propague”, manifestó.

La primera víctima identificada de esta nueva epidemia es un niño de dos años, quien resultó contaminado en Guinea en diciembre del año pasado.

Los expertos aún no han podido determinar cómo ese menor contrajo el virus, aunque la publicación New England Journal of Medicine reportó que pudo haber mantenido contacto con un murciélago contaminado, los cuales son los huéspedes naturales del virus del Ébola .

Desde entonces, la epidemia se ha expandido rápidamente, afectando a Sierra Leona, Liberia y Guinea e incluso provocando el colapso de los sistemas de salud en esos países.

Hace apenas una semana, el mismo CDC alertó de que la epidemia podría alcanzar 1,4 millones de personas para enero próximo, a menos que se aumenten drásticamente los recursos para el control de la epidemia.

Estados Unidos ya ha tratado exitosamente a dos pacientes, los médicos Kent Brantly y Rick Sacra, quienes resultaron contaminados con el virus en África.

Etiquetado como: