1 abril, 2016
Intervención de Barack Obama durante la cuarta Cumbre sobre Seguridad Nuclear, celabrada en Washington. A su lado el primer ministro de Japón, Shinzo Abe.
Intervención de Barack Obama durante la cuarta Cumbre sobre Seguridad Nuclear, celabrada en Washington. A su lado el primer ministro de Japón, Shinzo Abe.

Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, alertó este viernes que la amenaza de un acto de terrorismo nuclear pérsiste sobre la comunidad internacional, a pesar de los esfuerzos globales por impedir que eso ocurra.

"Hemos reducido ese riesgo. Pero la amenaza del terrorismo nuclear persiste y debería continuar", dijo el mandatario estadounidense al abrir la sesión de plenaria de la cuarta Cumbre sobre Seguridad Nuclear, celabrada en Washington, con la presencia de líderes del Grupo 5+1 (EE.UU., Francia, Rusia, China, Reino Unido y Alemania).

De acuerdo con Obama, gracias a los esfuerzos coordenados de las potenicas, ningún grupo terrorista ha logrado conseguir un arma nuclear o una "bomba sucia" hecha de materiales radiactivos.

Sin embargo, el mandatario recordó que el grupo al-Qaeda durante mucho tiempo buscó apoderarse de material nuclear, y que individuos implicados en los atentados en París y Bruselas habían filmado en video los pasos de un alto responsable de la infraestructura nuclear de Bélgica.

De acuerdo con la prensa belga, la célula radicalizada en Bruselas que fue responsable por los ataques del 22 de marzo en esa ciudad tenían previsto fabricar una bomba sucia radiactiva, y por ello habían seguido a un experto nuclear belga.

El catastrófico escenario de un atentado terrorista nuclear por medio de una 'bomba sucia' en manos de yihadistas concentra las preocupaciones del medio centenar de jefes de Estado y de Gobierno que participan de la cumbre sobre seguridad del material atómico.

En la reunión participan Barack Obama, el presidente chino, Xi Jinping, el mandatario francés, François Hollande; el primer ministro británico, David Cameron, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. También están presentes la ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, y el embajador ruso en Estados Unidos, Sergei Kislyak.