Hombre de 25 años murió cuando buscó aferrarse a poste de electricidad para no hundirse en medio de la inundación

 31 agosto
Las inundaciones por Harvey presentan riesgo de accidentes con electricidad. No solo Texas sufre inundaciones, en la imagen se ven unas de este miércoles en Louisiana.
Las inundaciones por Harvey presentan riesgo de accidentes con electricidad. No solo Texas sufre inundaciones, en la imagen se ven unas de este miércoles en Louisiana.

Houston

Una mujer de Houston alertó a la gente de la zona que se mantuviera fuera de las zonas inundadas por la tormenta, después de que su hijo muriera electrocutado cuando vadeaba una zona anegada para ver cómo estaba la casa de su hermana.

Jodell Pasek explicó que su hijo Andrew, de 25 años, no se había dado cuenta de que una lámpara del jardín había electrificado el agua cuando se metió dentro el martes por la tarde. El joven se cayó, se aferró a una farola y dijo a un amigo que estaba con él que se mantuviera fuera porque se estaba muriendo.

Pasek dijo que hablaba públicamente del tema a pesar de su dolor para asegurarse de que su hijo no había perdido la vida en vano.

La mujer perdió a su hijo mayor en un accidente de auto en 1993, y dijo a KPRC-TV que sacaría fuerzas de esa experiencia.

Minutos antes de eso, dos explosiones se reportaron en una planta química cerca de Houston que se había quedado sin electicidad en medio de las inundaciones de la tormenta Harvey.

El Centro de Operaciones de Emergencias del Condado de Harris informó de dos explosiones y humo negro saliendo de la planta de Arkema Inc. el jueves de madrugada, según un comunicado de la compañía citado por el periódico Houston Chronicle.

Un agente fue trasladado al hospital tras inhalar gases en el lugar, indicó la policía del condado en un tuit. Otros nueve agentes acudieron por sus propios medios al hospital como precaución, indicó el diario.

Una portavoz de la empresa propietaria de la planta en Crosby, Texas, había indicado el miércoles por la noche que el recinto inundado se había quedado sin electricidad ni generadores de recambio, lo que interrumpió la refrigeración de productos químicos que se vuelven inestables al aumentar la temperatura.