Fallo afecta definición de "familia cercana", en caso de decreto que afecta a musulmanes de seis países.

 19 julio
Manifestantes protestan contra las políticas de inmigración y deportación del presidente estadounidense Donald Trump durante un mitin fuera de la Casa Blanca en Washington, realizado el 1 de junio de 2017.
Manifestantes protestan contra las políticas de inmigración y deportación del presidente estadounidense Donald Trump durante un mitin fuera de la Casa Blanca en Washington, realizado el 1 de junio de 2017.

Washington

La Corte Suprema propinó el miércoles un nuevo revés al gobierno del presidente Donald Trump, al excluir, por el momento, de la prohibición de viajes a abuelos y nietos de residentes en Estados Unidos que provengan de seis países de mayoría musulmana.

La corte aceptó el fallo de un juez de Hawái la semana pasada que había determinado que los abuelos, nietos y otros familiares de personas que residen en Estados Unidos deben estar excluidos del decreto de Donald Trump que impide por 90 días el ingreso de ciudadanos de Irán, Libia Somalia, Sudán, Siria y Yemen.

Así, el alto tribunal mantiene la definición de "familia cercana" del juez federal de Hawái Derrick Watson, que incluye a los abuelos, nietos, sobrinos y primos de personas que viven en Estados Unidos.

Pero en su breve resolución, la Corte respaldó a la administración de Trump, al rechazar la parte del fallo del juez de Hawái que ampliaba exoneraciones a la prohibición para el ingreso de refugiados por 120 días.

La resolución señaló que el fallo de la Suprema Corte es temporal y que está pendiente de una revisión de una corte federal de apelaciones.

La máxima corte fue parte del origen de la disputa, al haber fallado a fines de junio que la prohibición de viajar de 90 días, cuyo objetivo es mejorar la detección de potenciales riesgos de seguridad, se puede aplicar a los viajeros de los seis países "que carecen de relaciones de buena fe con una persona o entidad en Estados Unidos".

Días después, el gobierno interpretó que eso significaba que sólo estaba exenta la "familia cercana", a la que definió como los padres, cónyuges, hijos, yernos, nueras, hermanos, medio hermanos y hermanastros de personas en Estados Unidos.

Hawái, uno de los varios estados que luchan contra este decreto migratorio desde que Trump lo anunció en enero, presentó una moción alegando que los abuelos y nietos son también "familia cercana".

Después de que Watson aceptó ese argumento, el Departamento de Justicia apeló ante la Corte Suprema, pidiendo al tribunal que hiciera su propia definición de "relación de buena fe" y "familia cercana".

En su resolución del miércoles, el alto tribunal se negó.

Watson también había ordenado a la administración que eximiera de su prohibición de refugio de 120 días a cualquier refugiado que ya tenga una relación con una agencia de reasentamiento estadounidense.

Pero la corte lo rechazó, permitiendo que la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de California se pronuncie sobre el asunto.

El gobierno de Trump emitió una breve respuesta a la decisión del alto tribunal. "El Departamento de Justicia espera presentar sus argumentos ante (la corte de apelaciones de) el Noveno Circuito", dijo.