La inédita ola polar deja al menos una decena de muertos en lapso de pocos días

 7 enero, 2014

Nueva York. AFP y EFE. Millones de estadounidenses tiritaban ayer y se alistaban para hacer frente a fríos extremos en el centro y norte del país, donde los termómetros registraban hasta -37 ºC en algunas partes, mientras se espera que se desplacen hacia el noreste y al estado de Nueva York.

Esta ola de frío polar, inédita en 20 años, acompañada de nieve y tormenta de hielo, ha dejado una decena de muertos en pocos días.

Llegada desde el norte de Estados Unidos y Canadá, el denominado “vórtice polar” se extendió al centro-oeste, e incluso amenazaba a estados sitos más al sur, como Tenesí y Alabama.

Se esperaba nieve el lunes desde Misuri a la región de los Grandes Lagos, según el servicio meteorológico estadounidense.

“Las temperaturas más frías en casi 20 años van a alcanzar el norte y el centro de Estados Unidos siguiendo un frente de frío ártico”, destacó en su sitio web .

“Combinadas con ráfagas de viento, estas temperaturas van a caer a niveles potencialmente mortales, tan bajas como -51°C en algunos lugares”, agregó.

En Milwaukee, a la orilla del lago Míchigan, la temperatura era de -37 ºC al alba, informó Sarah DeRoo, portavoz del municipio con poco menos de 600.000 habitantes.

Tomar precauciones. Las autoridades recordaron que a estas temperaturas se generan graves lesiones de piel en solo pocos minutos de exposición al aire libre, y llamaron a la prudencia.

“Hemos pedido a los empleados municipales considerados no esenciales que se quedaran en su casa”, declaró DeRoo.

“La Policía patrulla para ayudar a las personas indigentes a encontrar el refugio más cercano en los que fueron instaladas camas adicionales”, añadió la funcionaria.

A la población se le advirtió contra el riesgo de vehículos bloqueados y rutas congeladas debido a la explosión de cañerías de agua por el efecto del hielo.

En varias ciudades, los habitantes fueron llamados por las autoridades a permanecer en sus casas y a acopiar alimentos.

En el condado de Cook, que comprende gran parte del área de Chicago, se instalaron centros a los que “todo el mundo puede acudir para calentarse, por ejemplo en caso de fallas en los sistemas de calefacción”, indicó la portavoz Natalia Derevyanny.

El alcalde de Indianápolis, Greg Ballard, decretó la alerta roja, la máxima advertencia de tráfico, que prohíbe la circulación con vehículos excepto en casos de emergencia o para buscar refugio, por primera vez desde 1978.

Además, miles de vuelos fueron retrasados o cancelados como en el aeropuerto internacional O’Hare de la ciudad de Chicago, uno de los más concurridos.

El frente, que afectará a unos 140 millones de personas de 26 estados, ya causó casi 4.000 cancelaciones de vuelos y más de 9.000 retrasos, según el portal Flightaware, y dejó sin luz a cerca de 100.000 personas, de acuerdo con el canal meteorológico The Weather Channel .

Etiquetado como: