4 julio, 2013

Ciudad de Guatemala

Un tribunal guatemalteco condenó a 16 miembros de la temible pandilla Mara 18, entre ellos seis mujeres, a penas entre 8 y 149 años de cárcel por 13 asesinatos, extorsión y otros delitos cometidos contra 19 víctimas, informó este jueves la Fiscalía.

"El Tribunal Primero A de Mayor Riesgo condenó (...) a 8 y 149 años de cárcel" a "6 mujeres y 10 hombres (...) responsables de hechos delictivos como asesinato, en los que usaban sistemáticamente violencia y brutalidad contra sus víctimas", según un comunicado de la institución.

Según la Fiscalía, los pandilleros cometieron, entre 2010 y 2012, 13 asesinatos, delitos de asociación ilícita, exacciones intimidatorias, obstrucción extorsiva de tránsito, lesiones graves y leves.

Las sentencias condenatorias dictadas contra los miembros de la pandilla llevaron justicia a 19 víctimas de los diferentes delitos delitos, de las cuales 13 fueron asesinadas", agregó.

En un inicio, la Fiscalía informó de que los pandilleros habían asesinado a 22 personas de un total de 53 víctimas de los distintos delitos, pero luego rectificó el dato sin dar explicaciones.

Según la Fiscalía, entre las víctimas se encontraban "integrantes de pandillas contrarias, sus familiares y amigos; miembros de la misma pandilla que se quedaron con dinero del grupo o que delataron hechos delictivos; y personas que se negaron a pagar la extorsión".

Edgar Ramos, alias el Piwi, es el pandillero que recibió la sentencia más drástica por parte del tribunal con 149 años de prisión, aunque la máxima condena en el país es de 50 años.

En Guatemala existen entre 8.000 y 10.000 pandilleros , según un informe de Naciones Unidas sobre juventud.

Las autoridades estiman que cerca de 50% de las muertes violentas en Guatemala están asociadas a la actividad del narcotráfico y a la lucha entre pandillas, principalmente las Mara 18 y Mara Salvatrucha.

Esta violencia deja cerca de 6.000 muertos cada año, uno de los índices más altos de Latinoamérica.