27 julio, 2012
 Parientes de una víctima del tiroteo ayer en su funeral en Denver. | AFP.
Parientes de una víctima del tiroteo ayer en su funeral en Denver. | AFP.

Washington. AFP. Una poderosa asociación de policías pidió ayer que se refuerce el control de la venta de armas en Estados Unidos tras la matanza en un cine de Aurora, Colorado, donde un joven asesinó con fusil a 12 personas e hirió a 59.

“Estados Unidos está bajo el impacto de esta tragedia; la gente se pregunta con razón por qué y cómo ha podido suceder esto. ¿Y qué se hará para evitar la próxima? ¿Y la próxima? ¿Y la que vendrá después?”, declaró a la prensa Hubert Williams, presidente de la Asociación Nacional de Fuerzas del Orden para la Prevención de Violencia por Armas de Fuego.

El grupo pidió a los congresistas un mayor control de la venta de armas y la prohibición de cargadores de gran capacidad al gran público.

“Las fuerzas del orden están unidas en esta posición”, aseguró.

Según Williams, el 86% de estadounidenses y el 81% de los que poseen armas reclaman un minucioso examen de los antecedentes de los que quieren adquirir alguna.