La policía dispersó con gases lacrimógenos a jóvenes que lanzaban piedras tras las oraciones de hoy

 5 abril, 2013

Jerusalén (AFP). La policía israelí desplegó importantes refuerzos en Jerusalén-Este hoy, después de que estallaran en los últimos días violentas manifestaciones en Cisjordania.

“La seguridad ha sido reforzada dentro y alrededor de la Ciudad Vieja, y refuerzos policiales fueron desplegados para prevenir cualquier incidente”, declaró a la AFP el portavoz de la policía Micky Rosenfeld.

El vocero de la policía confirmó que el acceso a la explanada de las Mezquitas está reservado a los hombres mayores de 50 años y poseedores de un documento de identidad expedido por Israel. Ningún incidente mayor fue registrado tras la oración semanal.

La explanada, que los musulmanes llaman el “Noble Santuario” (Haram el-Cherif) y los judíos el “Monte del Templo”, en referencia al antiguo Templo de Jerusalén destruido por los romanos en el año 70, es un lugar sagrado tanto como para el islam como para el judaísmo, pero es también una fuente de tensiones entre ambas comunidades.

En Hebrón (sur de Cisjordania), escena de violentos enfrentamientos tras la muerte de un prisionero palestino en Israel, la policía dispersó con gases lacrimógenos a jóvenes que lanzaban piedras tras las oraciones de hoy, según observó un periodista de la AFP.

Otros enfrentamientos tuvieron lugar en el campo de refugiados de al-Arub, entre Hebrón y Belén, y en el pueblo palestino de Kafr Qadum (norte).