Roger Mahony fue acusado en los Estados Unidos de ocultar unos 500 casos de pedofilia

 19 febrero, 2013

Roma (AFP). La presencia en el cónclave, que elegirá al nuevo Papa, del cardenal estadounidense Roger Mahony, acusado en su país de haber encubierto a sacerdotes pedófilos, genera polémica en el Vaticano.

El cardenal italiano Velasio de Paolis afirmó que es posible que se le aconseje Mahony abstenerse de participar.

“ Es posible que le aconsejen a Mahony no venir, pero el consejo debe ser hecho a título personal por alguien con mucha autoridad ”, aseguró el cardenal experto en derecho canónico, en una entrevista al diario italiano La Repubblica.

Se trata de una situación desconcertante, admitió el religioso tras recalcar que el cardenal Mahony tiene el derecho y el deber de participar y votar en el cónclave.

El caso Mahony estalló después de que una asociación de católicos estadounidenses, Catholics United, lanzara una petición para impedir que el cardenal viaje a Roma para participar en el cónclave.

“ Querido cardenal Mahony, permanezca en casa. Su implicación en el escándalo de pedofilia en la Iglesia y la prohibición de ejercer un ministerio público que le infligió el arzobispado de Los Angeles deberían representar para usted un signo de que no debe intervenir en el próximo cónclave papal”, destaca el texto, colocado en la página web de la asociación.

Acusado de haber encubierto casos de pedofilia, presuntamente cometidos por un centenar de religiosos, Mahony fue privado de toda responsabilidad administrativa o pública en la iglesia por su sucesor en Los Angeles, el arzobispo José Gómez.

En 2007, el arzobispado de Los Angeles, entonces dirigido por Mahony, aceptó entregar unos $660 millones a 500 presuntas víctimas de abusos sexuales y publicar las fichas personales de los sacerdotes acusados.

Etiquetado como: