Los socorristas que trabajan removiendo los escombros del edificio derrumbado el miércoles en Bangladesh indicaron este domingo que “ya no hay señales aparentes de vida debajo de los escombros”

 28 abril, 2013

Bangladesh (AFP). Los socorristas que trabajan removiendo los escombros del edificio derrumbado el miércoles en Bangladesh indicaron este domingo que “ya no hay señales aparentes de vida debajo de los escombros” y agregaron que comenzarían a utilizar maquinaria para limpiar el sitio e intentar dar con eventuales sobrevivientes.

“Aparentemente ya no hay más signos de vida debajo de los escombros”, declaró a la AFP el responsable de los bomberos de Bangladesh, Ahmed Ali, cuatro días después del accidente que dejó más de 350 muertos.

“Con el ejército decidimos utilizar maquinaria para retirar los escombros y los bloques (de hormigón) verticalmente a partir del mediodía” de este domingo, precisó.

“Nuestra esperanza es que podamos hallar algunas personas con vida”, dijo.

El derrumbe el miércoles por la mañana del Rana Plaza, un edificio de ocho pisos construido ilegalmente en Savar, un suburbio de Dacca, dejó al menos 363 muertos y más de 1.200 heridos, según un último balance oficial.

En el edificio funcionaban cinco talleres de confección que suministraban a marcas de ropa occidentales.

Desde el miércoles más de 2.400 personas fueron rescatadas, de las cuales cuatro durante la noche del sábado. Pero al alba se dejaron de escuchar los pedidos de ayuda desde el montón de hormigón y acero.

Según la asociación de empresas del sector textil de Bangladesh más de 3.000 personas estaban empleadas en el edificio que se derrumbó.