25 septiembre, 2012
 La desalinización de agua de mar es una opción para cubrir la falta de líquido dulce, pero es muy cara. | AP
La desalinización de agua de mar es una opción para cubrir la falta de líquido dulce, pero es muy cara. | AP

Toronto, Canadá. EFE. El mundo se enfrenta con una “bancarrota de agua”, debido a problemas como la urbanización y la actividad económica de las principales cuencas fluviales del mundo, y el alarmante calentamiento de las aguas oceánicas, advirtió ayer un informe.

El documento, preparado por el Instituto del Agua, Medio Ambiente y Salud de la Universidad de las Naciones Unidas (UNU), con base en Hamilton, Canadá, y titulado Science-Policy Bridges over Troubled Waters, es el resultado del análisis de 200 grandes proyectos relacionados con el medio acuático.

El informe, en cuya elaboración también participaron el Programa Medioambiental de las Naciones Unidas y Global Environmental Facility, señala que para 2050 se producirá una grave escasez de agua en siete de las 10 principales cuencas fluviales del mundo.

Estas 10 cuencas son actualmente el hogar de una cuarta parte de la población mundial y generan el 10 % del producto interno bruto (PIB) del planeta.

Igualmente, el informe alertó sobre las consecuencias de la subida de las temperaturas de los océanos. “Los océanos son el almacén final de calor que dirige el clima, la meteorología, la fertilización de los océanos y el suministro mundial de agua dulce”, explicó el texto.

“Aunque el calentamiento medio de 0,6 grados Celsius de la superficie marina desde 1872 no parece muy grande, representa un enorme aumento en el almacenamiento de calor”, añadió.

Zafar Adeel, director del Instituto del Agua, Medio Ambiente y Salud de la Universidad de las Naciones Unidas, señaló que “este estudio subraya que, a menudo, las alertas previas sobre problemas emergentes pueden ser escuchadas y se les debe prestar atención”.

Etiquetado como: