Vicepresidente Biden entregará, la próxima semana, propuestas a Obama

 11 enero, 2013

Washington. AP. El vicepresidente, Joe Biden, anunció ayer que, el próximo martes, entregará al presidente, Barack Obama, una serie de recomendaciones sobre cómo limitar el acceso a las armas de fuego, con el propósito de evitar las matanzas que han enlutado el país en las últimas semanas.

Biden agregó que se está llegando a un consenso sobre las propuestas, como mejorar la revisión de antecedentes y prohibir los cargadores de alta capacidad.

El vicepresidente manifestó a grupos relacionados con la caza deportiva y la vida silvestre, que él “nunca había escuchado hablar tanto sobre cargadores de alta capacidad” como se ha hecho desde la matanza del mes pasado en Newtown, Connecticut.

Biden también se reunirá el próximo jueves con la Asociación Nacional de Portadores de Armas, la poderosa organización a favor de la portación de armas de fuego.

Asimismo, el vicepresidente declaró: “Tiene que haber algún punto de acuerdo, aunque no se resuelvan todos los problemas, debemos reducir la probabilidad de que ocurran matanzas”.

Resistencia. La Asociación Nacional de Portadores de Armas, conocida por sus siglas en inglés NRA, ha impedido en el pasado la aprobación de leyes que restrinjan el porte de armas, y actualmente se opone a que se aprueban más leyes.

Ante la masacre reciente en Newtown, el vicepresidente ejecutivo de la NRA, Wayne LaPierre, rechazó cualquier medida restrictiva y, en lugar de ello, propuso designar guardias armados en las escuelas.

La Pierre no asistirá a la reunión con Biden en la Casa Blanca. Por la NRA asistirá James Baker, uno de sus activistas ante el Congreso, quien, en el pasado, ha trabajado con Biden en el tema.

Biden se reunió también con representantes del sector de la caza y de excursiones silvestres, entre ellos los grupos como la Asociación del Sector de Excursiones , Asociación de Pesca y Caza, así como la Fundación Nacional de la Caza Deportiva y el Grupo de Importación y Exportación de Armas.

Biden manifestó ayer que Obama podría tomar medidas sobre el tema mediante una acción ejecutiva, lo que no requiere la aprobación del Congreso.

Obama espera anunciar las medidas que tomará su propio gobierno para enfrentar los incidentes violentos con armas de fuego, una vez que rinda juramento para su segundo periodo como presidente el 21 de enero.

El tema se ha convertido en el mayor reto del gobernante Obama rumbo a su segundo periodo de mandato tras el ataque del mes pasado en una escuela primaria en Connecticut, donde un joven armado mató a 20 niños usando un fusil de alto poder poder comprado legalmente por su madre.