Por: Juan Fernando Lara 12 septiembre, 2012
 Jones el 30 de agosto del 2010 en Gainsville (Florida) durante su campaña para quemar ejemplares de El Corán. Al final, desistió de
Jones el 30 de agosto del 2010 en Gainsville (Florida) durante su campaña para quemar ejemplares de El Corán. Al final, desistió de

San José (Redacción). Terry Jones, pastor estadounidense y líder de la iglesia fundamentalista cristiana, Dove World Outreach Center (Gainsville, Florida), centra hoy la polémica por su apoyo a la película que desató protestas en Egipto y Libia que ayer condujeron a la muerte del embajador de EE. UU. en Bengasi.

Jones atrajo por primera vez la atención cuando anunció que planeaba quemar 200 copias del Corán (libro sagrado de la religión islámica) al cumplirse el 10° aniversario de los ataques terroristas del 11 de setiembre del 2001.

En esa oportunidad, recibió pedidos y presiones internas e internacionales para desistir de sus planes que finalmente abandonó a inicios de setiembre del 2010. No obstante, la polémica continuó conduciendo así a manifestaciones en comunidades musulmanas.

Las protestas surgieron porque en marzo del 2011, Jones organizó un “juicio del Corán” en su iglesia de Gainsville donde, tras hallar las escrituras “culpables de crímenes contra la humanidad”, quemó una copia del libro sagrado de los musulmanes en el santuario de su congregación.

Una de las subsiguientes protestas que tal hecho produjo, ocurrió en la ciudad afgana de Mazar-i-Sharif donde una turba atacó la misión local de Naciones Unidas; hecho en que murieron al menos 30 personas (incluidos funcionarios de la ONU) y hubo 150 heridos.

En el caso del ataque contra la embajada de EE. UU. en Libia, el diario The Atlantic señaló que Jones viene promocionando la difusión de la pelicula Innocence of Muslims ("La inocencia de los musulmanes") realizada por el israelo-estadounidense Sam Bacile y que ha destado el malestar religioso reciente.

Públicamente manifestado, Jones cree que el Islam promueve la violencia y que los musulmanes quieren imponer la ley sharia en los Estados Unidos. El polémico pastor es el autor de un libro titulado El Islam es del diablo que desconocido y que solo empezó a llamar la atención después del anuncio de los planes para quemar copias del Corán.