La nueva legislación también permitirá la adopción por parte de parejas del mismo sexo

 23 abril, 2013

París (AFP). Tras semanas de apasionados debates, los diputados franceses aprobaron el martes el matrimonio entre personas del mismo sexo, que ha polarizado a la sociedad de ese país.

En la segunda y última lectura del texto en la Asamblea Legislativa, 331 diputados votaron en favor del texto y 225 en contra.

En el recinto de la Asamblea, donde los socialistas, en el gobierno, gozan de una confortable mayoría, estallaron aplausos y también gritos de rechazo, al aprobarse el texto que convierte a Francia en el país 14 que legaliza el matrimonio homosexual.

“Pienso ya en la alegría, en la felicidad de todas esas parejas de homosexuales, en los niños que están educando, porque van a obtener por fin una protección y los mismos derechos que los demás”, declaró David Assouline, portavoz del Partido Socialista, poco antes del voto.

Pero la oposición de derecha, que se alineó de manera casi unánime contra este proyecto, y los detractores del matrimonio gay, que se volcaron a las calles para expresar su desaprobación, han advertido que no cesarán sus protestas.

La oposición prometió presentar un recurso ante el Consejo Constitucional contra esta ley, que también autoriza la adopción por parte de parejas del mismo sexo.

Etiquetado como: