15 marzo
El papa afirmó que las personas que dejan a otros sin trabajo cometen un 'pecado gravísimo'.
El papa afirmó que las personas que dejan a otros sin trabajo cometen un 'pecado gravísimo'.

Ciudad del Vaticano

El papa Francisco advirtió este miércoles a empresarios y autoridades públicas que quien cierra fábricas y elimina empleos comete "un pecado gravísimo".

"El trabajo da dignidad, los políticos y los líderes políticos tienen la obligación de hacer todo lo posible para que todo hombre y mujer pueda trabajar y caminar con la frente alta, mirando a los ojos a las personas", dijo el pontífice durante la tradicional audiencia en la plaza de San Pedro.

Las palabras del papa fueron dirigidas a los empleados de la cadena de televisión Sky Italia, los cuales protestan por el despido de unas 200 personas y el traslado de otras 300 pese a que la empresa ha registrado beneficios.

"El que cierra fábricas y empresas para hacer negocios pocos claros y deja a personas sin trabajo comete un pecado gravísimo", afirmó con tono serio y fuera del texto preparado.

"Pienso en forma especial en los trabajadores de Sky Italia y espero que su situación laboral encuentre una solución rápida, respetando los derechos de todos, especialmente el de las familias", comentó entre aplausos.

En varias ocasiones, el argentino, sumamente sensible al tema del desempleo tras haber vivido la crisis económica de su país en el 2001, ha defendido lo que ha llamado las tres T: trabajo, tierra y techo y criticado el actual sistema económico, calificado como "capitalismo salvaje", que ha caído "en la idolatría del Dios dinero".

Sus posiciones, que algunos tildan de marxistas y radicales, respetan la doctrina social de la Iglesia, formulada ya a finales del siglo XIX bajo el papa León XIII, recalcan sus defensores.

Etiquetado como: