La situación en Medio Oriente será uno de temas que el mandatario ruso abordará con pontífice

 25 noviembre, 2013

Ciudad de Vaticano

Rusia es el aliado más importante del régimen de Bashar al-Asad.
Rusia es el aliado más importante del régimen de Bashar al-Asad.

El papa Francisco recibirá este lunes en el Vaticano al presidente ruso Vladimir Putin con quien analizará la situación en Medio Oriente y la relación entre católicos y ortodoxos.

Putin, que será recibido en la biblioteca pontificia en las horas de la tarde, un horario inusual para el pontífice, iniciará luego una visita oficial a Italia, durante la cual se entrevistará en Trieste (norte) con el jefe de gobierno Enrico Letta y cenará en forma privada con el ex jefe de gobierno Silvio Berlusconi en su residencia de Roma.

La última visita de un mandatario ruso al Vaticano fue en 2011, cuando el presidente Dimitri Medvedev fue recibido por Benedicto XVI para reforzar las relaciones bilaterales entre Rusia y la Santa Sede.

El Vaticano y Rusia decidieron establecer relaciones diplomáticas "plenas" en diciembre del 2009 y elevaron sus representantes a rango de embajador y nuncio apostólico.

En 1990 los dos países habían establecido relaciones sólo a nivel de representantes.

Putin fue recibido dos veces por el fallecido pontífice polaco Juan Pablo II en 2000 y 2003 y en marzo del 2007 por Benedicto XVI.

La situación en Medio Oriente será uno de temas que el mandatario ruso abordará con la jerarquía del Vaticano, sobre todo después del papel clave jugado por la diplomacia rusa en las negociaciones para lograr el domingo un acuerdo sobre el tema nuclear con Irán.

El acuerdo, forjado tras intensas negociaciones entre Irán y las potencias mundiales, es el avance más importante registrado en más de 30 años de hostilidad, si no odio, entre EEUU e Irán.

Putin se reunirá también con el nuevo Secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, veterano diplomático de la Santa Sede.

El martes, Putin se trasladará a Trieste acompañado por una importante delegación, encabezada entre otros por el ministro de Relaciones Exteriores , Sergei Lavrov, y el ministro de Defensa, Anatoly Antonov.

Italia, que el próximo año asume la presidencia de turno de la Unión Europea, espera "trabajar para superar toda divergencia y fortalecer la cooperación en campo político, económico y energético", aseguró este lunes en una entrevista Letta, quien mencionó varios asuntos internacionales, entre ellos la "inestabilidad en Libia", la crisis en Siria y en todo el Medio Oriente a partir del proceso de paz entre Israel y los palestinos.