El presidente panameño firmó un decreto donde incluye a Cuba entre los países que requieren de visa estampada por el Cónsul para ingresar a ese país

 14 septiembre, 2015

Ciudad de Panamá.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, firmó este lunes un decreto que incluye a Cuba en la lista de naciones cuyos ciudadanos solo requieren un visado para ingresar al país centroamericano y suaviza las duras restricciones hasta hoy vigentes.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela (izquierda), durante una actividad previa, el jueves, al inicio de la Cumbre de las Américas. AFP
El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela (izquierda), durante una actividad previa, el jueves, al inicio de la Cumbre de las Américas. AFP

Panamá "decreta incluir a la República de Cuba dentro de los países que requieran visa estampada por el cónsul para ingresar al territorio nacional", señala el decreto ejecutivo publicado por el diario Gaceta Oficial.

La medida se toma después de una "evaluación" llevada a cabo por el gobierno, justifica el decreto, que también lleva la firma del ministro de Seguridad, Rodolfo Aguilera.

Hasta ahora, los cubanos que querían ingresar a Panamá se enfrentaban a duros y complejos trámites que pasaban por diversos filtros de seguridad y que dificultaban al máximo su entrada al país.

A partir de ahora, los cubanos que quieran viajar a Panamá deberán solicitar un visado en un consulado panameño, donde funcionarios de migración y de seguridad analizarán "los requisitos migratorios" y los "antecedentes de seguridad de cada solicitante".

La visa estampada, cuyo costo máximo será de $50, permitirá a los cubanos la entrada y salida múltiple de Panamá por un máximo de 3 años, según el decreto.

Esta medida se produce días después de que Varela visitara La Habana, donde se reunió con su homólogo Raúl Castro, a quien manifestó que el gobierno panameño "estará siempre al lado de Cuba".

Durante ese viaje, ambos países suscribieron un acuerdo migratorio que "va a flexibilizar mucho lo que es el viaje entre Cuba y Panamá " y va a "permitir que esta nueva etapa de las relaciones diplomáticas nos permita avanzar en la integración humana", señaló Varela.

El acuerdo también permitirá intercambiar información de seguridad para la prevención de la migración irregular, el tráfico ilícito y la trata de personas, de acuerdo a fuentes panameñas.

Panamá es un país de tránsito de emigrados cubanos desde América del Sur hacia Estados Unidos.

De enero a agosto de este año, cerca de 9.000 cubanos habían ingresado de manera irregular a Panamá a través de su selvática frontera con Colombia.

Etiquetado como: