ESte sábado se realizarán las elecciones presidenciales y provinciales

 2 abril, 2014
Centenares de personas asisten a un mítin electoral del candidato independiente a la presidencia de Afganistán, Ashraf Ghani Ahamadzai, en Afganistán.
Centenares de personas asisten a un mítin electoral del candidato independiente a la presidencia de Afganistán, Ashraf Ghani Ahamadzai, en Afganistán.

Bruselas

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, estimó este miércoles crucial que las elecciones del sábado en Afganistán sean creíbles, inclusivas y transparentes.

"En sólo tres días, el pueblo afgano expresará su voto en elecciones presidenciales y provinciales. Se trata de nuevo momento clave para Afganistán", declaró Rasmussen, que se expresaba poco antes del anuncio del ataque Kabul en el que murieron al menos seis policías y que fue reivindicado en Twitter por los talibanes.

A pesar de los ataques que los rebeldes llevaron a cabo estas últimas semanas, "las fuerzas afganas pueden estar orgullosas", declaró Rasmussen al iniciar la reunión de ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros y no miembros de la OTAN que participan de la operación de la ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad de la OTAN en Afganistán).

"Es crucial que estas elecciones sean creíbles, inclusivas y transparentes, que sus resultados sean ampliamente aceptados por el pueblo afgano", agregó.

El secretario general volvió a confirmar el "compromiso" de la OTAN con Afganistán pero repitió que sin la firma de Kabul al acuerdo bilateral de seguridad con Estados Unidos, "no habrá misión" para suceder a la ISAF, cuyo mandato expira a fin de año.

La OTAN continúa planificando esta operación destinada a entrenar las fuerzas afganas y a continuar "la misión antiterrorista" contra Al Qaida.

Washington aún cuenta con que el sucesor del presidente afgano Hamid Karzai firme este acuerdo para mantener unos 10.000 soldados hasta fines de 2016 en Afganistán.

Karzai, el único presidente afgano desde la caída de los talibanes en 2001 que no puede presentarse a un tercer mandato, se negó a firmar este acuerdo que define las modalidades de la presencia militar extranjera en Afganistán para después de 2014.

La firma del tratado permitiría a las fuerzas afganas tener apoyo aéreo, entre otros, tras la partida de los 50.000 soldados de la OTAN.

De la firma del tratado depende también la instauración de un marco legal para la misión de "asistencia, apoyo y formación" de las fuerzas de seguridad afganas que prepara la OTAN.

Bajo este marco, Estados Unidos podría mantener hasta 10.000 militares en Afganistán para un periodo de dos años. Otros países también anunciaron que podrían contribuir con fuerzas o financiamiento.

Etiquetado como: