Documentos desclasificados muestran prioridades del líder de al-Qaeda

 20 mayo, 2015

Washington

La divulgación de este material se realiza poco después de que el premiado periodista estadounidense Seymour Hersh afirmó en un artículo que la narrativa oficial de Washington sobre la búsqueda y muerte de Bin Laden en el operativo comando está plagada de mentiras.
La divulgación de este material se realiza poco después de que el premiado periodista estadounidense Seymour Hersh afirmó en un artículo que la narrativa oficial de Washington sobre la búsqueda y muerte de Bin Laden en el operativo comando está plagada de mentiras.

Escondido en una enorme casa en Abbottabad, Pakistán, Osama bin Laden pidió a sus seguidores en la red al-Qaeda que se concentrasen en atacar a Estados Unidos y evitasen ser arrastrados a una lucha interna entre musulmanes.

Documentos desclasificados el miércoles arrojan luz sobre el estado de ánimo del fundador de al-Qaeda, sus debates sobre táctica, la ansiedad ante el espionaje occidental y su obsesión con la imagen pública de su grupo.

"El foco debe ser matar y luchar contra los estadounidenses y sus representantes", escribió Bin Laden en uno de los documentos ahora revelados.

Esta carta es una de las páginas encontradas por integrantes de un comando estadounidense el 2 de mayo de 2011, cuando ingresaron en el escondite de Bin Laden en Abbottabad y lo ultimaron a balazos.

Agencias estadounidenses de inteligencia desclasificaron este miércoles más de 100 de esos documentos obtenidos en el archivo de Bin Laden, después de que legisladores ordenaron su divulgación y críticos acusaron a la CIA de esconder material.

Jeff Anchukaitis, vocero de la oficina del director de Inteligencia Nacional, dijo que la divulgación de "una buena parte de los documentos obtenidos en el operativo" era cumplir con la determinación del presidente Barack Obama de ofrecer "más transparencia".

Pero también obedece a la ley que obliga a las agencias de inteligencia a revisar todo el material sobre Bin Laden para su posible divulgación, añadió.

Los documentos a que AFP tuvo acceso son las traducciones al inglés realizadas por la CIA, aunque no ha habido condiciones de verificar de forma independiente la procedencia del material ni la calidad de la traducción.

Cubriendo temas que van desde discusiones estratégicas y teológicas hasta detalles mundanos sobre administración o medidas de seguridad, los documentos desclasificados este miércoles muestran la preocupación de volver a atacar a un país occidental, en la forma en que Estados Unidos fue golpeado el 11 de setiembre de 2001.

Consciente de los ataques con aviones no tripulados, bin Laden se refiere frecuentemente a preocuaciones con la seguridad, y aconseja a sus auxiliares abstenerse de comunicarse por correo electrónico.

En otros documentos, Bin Laden critica a sus seguidores por reunirse en grupos numerosos, y alerta sobre dispositivos electrónicos microscópicos que pueden ser inyectados en objetos o ropas de alguna de sus esposas.

También se concentra en planes para desarrollar un nuevo grupo de líderes dispuestos a asumir los riesgos, y discute detalles sobre el traslado clandestino de uno de sus hijos y posible heredero, Hamza, hacia Pakistán.

En una de las cartas, Bin Laden menciona la oposición pública en Estados Unidos a la guerra de Vietnam, y argumenta que la única forma de alterar la política externa estadounidense es "comenzar a golpear a América para forzarla a abandonar estos dirigentes y dejar a los musulmanes en paz".

Sin embargo, los documentos también revelan divisiones entre los militantes sobre como llevar adelante sus campañas.

División. Bin Laden alerta que conflictos con regímenes en el Medio Oriente podrían distraer a los militantes de golpear al que considera el enemigo real: Estados Unidos.

Para un analista de inteligencia estadounidense, la correspondencia refleja la preocupación de Bin Laden "con la falta de unión en el interior del movimiento yihadista global, que puede conducir la tendencia a su desaparición".

Por ejemplo, Bin Laden fue tomado de sorpresa por los levantamientos en países árabes a partir de 2010, pero presionó a sus lugartenientes a que aprovecharan ese momento de "revolución" para ganar adeptos entre los jóvenes musulmanes.

El brazo de al-Qaeda en Irak, que más tarde se convertiría en el grupo radical Estado Islámico para superar a la propia al-Qaeda en influencia, también aparece claramente en los documentos.

Bin Laden fue asesinado el 2 de mayo de 2011
Bin Laden fue asesinado el 2 de mayo de 2011

Bin Laden y su entonces lugarteniente, Ayman al Zawahiri, recibieron duros reproches en una carta de seguidores iraquíes, quienes pidieron que denunciaran el baño de sangre en Irak.

En los documentos, Bin Laden también escribe sobre la necesidad de operaciones a gran escala, aunque sus seguidores encuentraban dificultades para organizar ataques masivos y al mismo tiempo evitar ser blanco de drones y el espionaje estadounidense.

"Poco antes de su muerte Bin Laden seguía concentrado en operaciones a gran escala, al tiempo que otros líderes de al-Qaeda creían que operaciones más pequeñas, o incitar ataques de terroristas solitarios, tendrían éxito en desangrar a Occidente económicamente", dijo la misma fuente de inteligencia.

Bin Laden no logró imponerse en la discusión. Después de su muerte, el liderazgo de al-Qaeda hizo un llamado a los ataques de los llamados lobos solitarios.

El grupo EI, que fue oficialmente expulsado de al-Qaeda, controla ahora enormes extensiones del territorio de Irak y Siria, y su propaganda en la red internet es señalada como inspiración para ataques desde París hasta Dallas.

Etiquetado como: