30 abril, 2015

Washington. EFE. Honduras, Perú y Venezuela son los países de América donde la libertad de prensa experimentó un mayor declive en el 2014, según un informe divulgado ayer por la organización Freedom House , que también destacó el deterioro en México, Cuba y Ecuador.

A nivel global, la libertad de prensa bajó en el 2014 “a su punto más bajo en más de diez años”, según el documento anual que publicó Freedom House.

El legajo identificó cinco países americanos donde no hay libertad de prensa –Cuba, Venezuela, México, Honduras y Ecuador– y concluye que solo puede decirse que los medios de comunicación son libres en Uruguay, Costa Rica, Belice, Surinam, Estados Unidos y Canadá, además de nueve naciones del Caribe.

Solo el 2% de la población de Latinoamérica vive en entornos con una prensa libre.

Honduras fue el país de América que registró el descenso más agudo en el respeto a la libertad de prensa en el 2014, con cuatro puntos menos en el índice que elabora Freedom House , hasta llegar a 41 (0 es el máximo de libertad y 100, el mínimo).

La organización atribuyó el descenso a “la presentación de cargos de sedición contra un periodista que cubría una disputa política y la aprobación de una nueva ley” de secretos oficiales, “que está suspendida”.

En Honduras, asegura, “la censura oficial se combina con un apoyo casi incondicional de los propietarios de los medios al Gobierno, lo que ahoga el periodismo crítico y afecta la pluralidad de medios”. A ello se suman las amenazas y muertes de periodistas hondureños.

Periodistas hondureños protestaron en diciembre del 2011 en Tegucigalpa por los asesinatos de sus colegas.
Periodistas hondureños protestaron en diciembre del 2011 en Tegucigalpa por los asesinatos de sus colegas.

Además, tanto Venezuela como Perú bajaron tres puntos el año pasado; en el primer caso, hasta una puntuación de 81, y en el segundo, hasta llegar a 47.

En Venezuela se debe a “un aumento en el número de amenazas y ataques físicos contra la prensa local y extranjera, sumado a la falta de transparencia en las estructuras de propiedad de los medios” y los problemas económicos que llevaron a la dificultad de conseguir papel y provocaron despidos.

“El entorno es cada vez menos plural y más restrictivo” en Venezuela, dijo Jennifer Dunham, directora del informe de Freedom House, en una conferencia de prensa en Washington.

En Perú, el declive es por “un aumento de las amenazas de muerte y la violencia contra los periodistas y la constante impunidad por crímenes” del ayer.

La mayoría de los países latinoamericanos entra en la categoría de una prensa “parcialmente libre”: es el caso de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú, Bolivia, Paraguay, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, Haití y Guyana.

México recibió su peor nota en los últimos años en el informe, un índice de 63, debido, según Freedom House, a la aprobación de la Ley de Telecomunicaciones, que entró en vigor en julio y que “permite al Gobierno registrar a los usuarios de teléfonos móviles o supervisar o cortar las telecomunicaciones durante las manifestaciones”.

Freedom House también destacó la “retórica hostil del Gobierno” y el “acoso legal a periodistas” en Ecuador, además de las “amenazas de duras condenas legales” a periodistas en Argentina y la “censura judicial” y amenazas a comunicadores en Brasil.