Diplomáticos afirman que diálogo avanza, pero que falta trabajo por hacer

 4 julio, 2015
El secretario de Estado estadounidense, John Kerry (centro), participó ayer en las negociaciones sobre el plan nuclear con el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Zarif, en Viena. | AFP
El secretario de Estado estadounidense, John Kerry (centro), participó ayer en las negociaciones sobre el plan nuclear con el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Zarif, en Viena. | AFP

Viena. AFP. Estados Unidos e Irán expresaron mensajes conciliadores este viernes en la recta final de las negociaciones sobre el programa nuclear de Teherán.

Mientras el canciller estadounidense, John Kerry, saludó “un auténtico esfuerzo” de las partes, el iraní Mohamad Zarif aseguró que el acuerdo estaba “más cerca que nunca”.

Kerry destacó que todas las partes hacen un “auténtico esfuerzo” para tratar de lograr un acuerdo, pero subrayó que “queda aún mucho trabajo”.

“Tenemos puntos difíciles, pero hay un auténtico esfuerzo de todos para ser serios en esto y comprender que trabajamos presionados por el tiempo. Vamos a seguir trabajando. Esta noche. Mañana. El domingo. (...) Ambas partes trabajan muy duro, con buena voluntad, para avanzar y estamos avanzando”, dijo Kerry antes de una reunión con su homólogo iraní.

“Todas las partes entienden las obligaciones de calendario”, agregó, en referencia al martes, fecha límite para llegar oficialmente a un acuerdo .

Según una nueva ley, si el Congreso estadounidense recibe el texto de acuerdo antes del 9 de julio, tendrá 30 días para pronunciarse; sin embargo, más allá de esa fecha dispondrá de 60 días para examinarlo.

Zarif declaró, por su parte, que Irán y las potencias del grupo 5+1 están más cerca que nunca de un acuerdo duradero .

“A pesar de algunas diferencias, estamos más cerca que nunca de un acuerdo. Pero nada está garantizado”, declaró en inglés desde el balcón de su suite , en un hotel vienés.

“Estamos dispuestos a abrir nuevos horizontes para enfrentarnos a los desafíos importantes y comunes. Hoy en día, la amenaza común es el rápido desarrollo del extremismo violento y la barbarie sin límites”, declaró Zarif.

Más apertura. El director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica , Yukiya Amano, dijo que Irán y la AIEA tienen “un mejor entendimiento” para solventar puntos difíciles, pero que aún se necesita trabajar.

“Las dos partes tienen un mejor entendimiento, pero hay que trabajar más”, manifestó tras una visita a Teherán, donde se reunió con el presidente iraní, Hasán Rohani, y con Ali Shamjani, secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional.

La AIEA sospecha que Teherán realizó investigaciones al menos hasta el 2003 para dotarse de la bomba atómica, y quiere tener acceso a científicos implicados, los documentos y las instalaciones militares que podrían haber albergado estas investigaciones.

Irán rechaza estas acusaciones y sostiene que las pruebas presentadas por la AIEA de actividades en materia nuclear estarían basadas en datos fallidos de inteligencia entregados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Mossad israelí.

Con todo, las potencias afirman que es vital que avancen las investigaciones del AIEA , lo que podría requerir que la agencia visite instalaciones militares, para poder llegar a un acuerdo final, que esperan cerrar el martes.

La AIEA publicó en el 2011 un informe sobre las “posibles dimensiones militares” (PMD) del programa de Irán y afirmó que la abundante información de la que disponía hacían que este resultara “creíble”.