10 abril, 2015
ARCHIVO/AFP
ARCHIVO/AFP

La VII Cumbre de las Américas , que comienza hoy en la ciudad de Panamá, logró por primera vez en más de 50 años reunir a todos los países del continente y, por supuesto, la agenda multilateral que se desarrolle tendrá impacto en cada uno de los Estados presentes.

Claro que, sin duda, la mayor expectativa la despierta el encuentro entre Barack Obama y Raúl Castro después del descongelamiento de relaciones diplomáticas.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, en entrevista con El Tiempo y el Grupo de Diarios América (GDA), se ofrece como mediador para potenciar ese diálogo.

Además, afirma que es necesario trabajar en áreas como educación, vivienda, capacitación y servicios de salud.

¿Qué importancia tiene esta Cumbre de las Américas?

Esta sétima Cumbre de las Américas es histórica. Por primera vez nos encontramos todos los países del hemisferio reunidos en la misma mesa. México, a lo largo de la historia, consistentemente ha defendido el derecho de todos los países a participar en estos foros hemisféricos. Esa consistencia y ese trabajo de años nos han permitido dialogar y proponer mejores esquemas de cooperación dentro de nuestra diversidad.

Usted dice, presidente, que Panamá, además, tiene un simbolismo histórico...

Panamá ha sido hoy, una vez más, un lugar de encuentro y de entendimiento a la integración de América, tal como lo fue e n 1826 con la celebración, en este mismo lugar, del congreso convocado por Simón Bolívar, en el que también participó México. Hoy hemos renovado nuestro compromiso para trabajar de manera conjunta frente a desafíos comunes. Promovemos una agenda de desarrollo e integración, buscando generar condiciones y oportunidades de prosperidad y mayor equidad para nuestros pueblos.

¿Qué importancia tiene para la región el encuentro entre los presidentes Barack Obama y Raúl Castro en este encuentro multilateral?

México siempre ha promovido, junto con otros países de América Latina, que Cuba sea parte de este foro regional. Por ello, celebramos la participación de Cuba. Es la primera vez en más de 50 años que todos los países del continente americano estamos reunidos en un foro regional.

¿Cuál es el papel de México en ese diálogo entre Washington y La Habana?

México celebra la decisión de los Gobiernos de Cuba y de Estados Unidos de emprender negociaciones para restablecer sus relaciones diplomáticas. Esta decisión es consistente con la posición histórica de México, de buscar soluciones pacíficas a las controversias y de promover el diálogo en el hemisferio. Desde el principio de mi gobierno, tomé la decisión de relanzar la relación con Cuba, retomando así la tradición histórica de cercanía y amistad entre nuestros pueblos, pero con una visión de futuro.

¿Relanzar las relaciones México-Cuba?

Con este relanzamiento, se restauró el diálogo político de alto nivel y realicé una visita de Estado a Cuba en enero del 2014.

”Asimismo, se actualizó el marco jurídico bilateral con la suscripción de diversos instrumentos para facilitar nuestro comercio, y para cooperar en temas como justicia, educación, medio ambiente, turismo e inversiones.

“A los presidentes Castro y Obama les he exteriorizado nuestra disposición para contribuir en el proceso de normalización de relaciones, si se considera conveniente”.