Leyes restrictivas, violencia y presión por propiedad estatal de los medios

 30 abril, 2015

Washington. AFP y EFE. La libertad de prensa en el mundo alcanzó en el 2014 su peor nivel en 10 años, afectada por un uso creciente de leyes restrictivas, la violencia física contra los periodistas y la presión generada por la propiedad estatal de medios.

La organización de defensa de derechos humanos Freedom House reveló ayer en su índice anual que “los periodistas se enfrentaron en el 2014 a una intensificación de presiones que emanan de todos los frentes”.

De los 199 países y territorios que fueron revisados por el informe , 63 fueron calificados como “libres”, mientras otros 71 fueron descritos como “parcialmente libres” y 65 “no libres”.

En América, de 35 países, 15 fueron señalados como “parcialmente libres” y cinco como “no libres”: México, Cuba, Venezuela, Ecuador y Honduras.

Estos países “recibieron sus peores calificaciones en materia de libertad de prensa en una década”, indicó el informe.

En Latinoamérica, “apenas 2% de la población vive en ambientes donde existe libertad de prensa”, entre ellos, Uruguay y Costa Rica.

Freedom House destacó la situación de Cuba, donde, a pesar de la apertura en la relación con Washington, “aún había periodistas tras las rejas en el 2014 y la censura sigue siendo generalizada”. Calificación: 91, en una escala donde 100 indica ninguna libertad y 0, la mayor posible.

Pero los países de la región que sufrieron los declives más pronunciados fueron Venezuela (segunda en el ranquin tras Cuba, que pasó de 78 a 81 puntos) y Honduras (64 a 68), mientras Ecuador pasó de 62 a 64.

La mala nota venezolana se debe “al aumento de las amenazas y ataques físicos a la prensa local y extranjera, que obstaculizan la posibilidad de cubrir libremente una noticia”, indicó el texto publicado en la página web de la organización.

Los países del mundo donde más decayó la libertad de prensa fueron Libia y Tailandia, con una puntuación de 73 y 75, respectivamente; seguidos de Sudán del Sur (68), Egipto (73), Grecia (51), Hong Kong (41) y Honduras (41). También descendió con especial fuerza en Perú (47) y Venezuela (81) .

En Estados Unidos, el índice descendió un punto, hasta 22, algo que Freedom House achaca a “las detenciones, acoso y duro tratamiento a los periodistas por parte de la Policía” durante las protestas de agosto en Ferguson, estado de Misuri.

Solamente el 14% de los habitantes del planeta viven en países con prensa libre; 42% en países con una prensa parcialmente libre y 44% en países donde no existe ese régimen, añadió.

Recursos contra la prensa. “Los Gobiernos utilizan leyes de medios y de lucha contra el terrorismo como pretexto para acallar las voces críticas”, puntualizó la organización.

Asimismo, indicó, “los grupos de presión y las pandillas criminales emplean tácticas cada vez más descaradas para intimidar a los periodistas, y los propietarios de medios intentan manipular el contenido de la información para servir sus intereses políticos o económicos”.

Una de las “evoluciones más preocupantes” es la reacción de los países democráticos ante el aumento de la propaganda de los regímenes autoritarios y de grupos militantes, dijo Jennifer Dunham, responsable del informe.

“El peligro es que, en lugar de alentar como antídoto un periodismo honesto, objetivo y libre, las democracias están apelando a la censura y a su propia propaganda”, prosiguió.

Europa es el mejor alumno, aunque es la región que ha caído más en diez años debido en particular a la suerte que les depara a los periodistas en Rusia.

Noruega y Suecia son los países con más libertad de prensa en el mundo (10 puntos cada uno).

La organización destacó la gravedad de la situación en China y las difíciles condiciones en Siria, Argelia, Nigeria y Etiopía, mientras Túnez registró la mejor nota de todos los países árabes.

infografia