El presidente de Francia afirmó que el mundo debe responder unido ante el avance del Estado Islámico

 24 septiembre, 2014
"El Estado Islámico es la encarnación más reciente de esta locura terrorista. Tiene voluntad de conquistar y también de atraer a un número creciente de nuestros conciudadanos para unirse a sus combates", dijo el presidente de Francia, François Hollande

Naciones Unidas

El presidente de Francia, François Hollande, defendió hoy la respuesta internacional a los yihadistas del Estado Islámico y subrayó que "contra la barbarie, la fuerza no es solo necesaria, sino que es legítima".

Hollande, poco después de confirmar el asesinato del francés Hervé Gourdel a manos de un grupo vinculado con el Estado Islámico (EI) , insistió ante el Consejo de Seguridad de la ONU en que París no cederá ante el terrorismo.

El presidente recordó al Consejo que Gourdel se dirigía a su lugar favorito en una montaña argelina cuando fue secuestrado y posteriormente asesinado "en condiciones espantosas, pues fue decapitado" .

Ante esa amenaza terrorista, aseguró que el mundo debe responder unido y "sin debilidad alguna, pero con la inteligencia que da la democracia" , respetando la legalidad y la libertad.

Además, recordó que la fuerza es "necesaria" , pero no "suficiente" , por lo que hay que dar respuesta política a las raíces del terrorismo, un fenómeno que no es nuevo, pero que sí ha adquirido una nueva dimensión, señaló.

"Daesh (el acrónimo árabe del EI) es la encarnación más reciente de esta locura terrorista. Su carácter es novedoso en el sentido de que tiene la voluntad de conquistar y también por atraer a un número creciente de nuestros conciudadanos (...) para unirse a sus combates " , destacó Hollande.

Por ello, celebró la resolución adoptada hoy por el Consejo de Seguridad para combatir el fenómeno de los combatientes extranjeros y recordó que Francia ya puso en marcha una reforma legislativa con ese objetivo.

"Cada día, hombres, mujeres e incluso niños, familias enteras van a sumarse al Daesh " , señaló, indicando que hay 1.000 ciudadanos o residentes de Francia combatiendo en Siria e Irak.