La presidenta de Brasil también realizó un repasó por la transformación de su país en la Asamblea General de la ONU

 24 septiembre, 2014
"Cada intervención militar no permite avanzar hacia la paz, sino que vemos que los conflictos se agravan con graves consecuencias humanitarias” , afirmó la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff

Naciones Unidas

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, abrió hoy los debates de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con un llamado al relanzamiento de la economía mundial y la reforma del Consejo de Seguridad, cuya composición actual consideró “inaceptable” , para dar más poder a países emergentes.

“Es necesaria una verdadera reforma del Consejo de Seguridad ” , afirmó.

Rousseff, candidata a la reelección en los comicios del 5 de octubre, pasó revista a lo que denominó “la gran transformación del país” en los últimos años, que ha permitido construir “una sociedad más justa y moderna” en Brasil.

“La fuerza no puede sustituir a la negociación para solucionar los conflictos. Cada intervención militar no permite avanzar hacia la paz, sino que vemos que los conflictos se agravan con graves consecuencias humanitarias” , afirmó.

Brasil, por tradición desde 1947, inaugura este debate anual, en el que dirigentes de 193 países se sucederán durante toda la semana en la tribuna de Naciones Unidas para analizar los numerosos temas candentes de la actualidad internacional.