Enviado especial de ONU afirma que sirios ‘necesitan ver algo concreto’

 2 febrero, 2016

Ginebra. EFE. Los diálogos de paz para Siria empezaron formalmente este lunes tras la primera reunión de trabajo del mediador de Naciones Unidas con la delegación opositora, que se produjo tres días después de la cita celebrada con los enviados del Gobierno y en la que se abordaron temas humanitarios.

La oposición expuso ante el enviado de la ONU, Staffan de Mistura, sus demandas sobre cese de los bombardeos del Gobierno sirio y de Rusia contra áreas civiles, así como la necesidad urgente de permitir la entrada de ayuda humanitaria a las zonas sitiadas y la liberación de mujeres y niños detenidos.

“Sentimos que tienen un argumento fuerte porque es la voz de los sirios la que pide esto”, dijo el diplomático, quien reconoció que la gente en Siria “necesita ver algo concreto, aparte de una negociación difícil”.

Esta conferencia es la tercera que se realiza desde el inicio de la guerra en Siria en el 2011 .

De la primera, a mediados del 2012, surgió un documento conocido como Comunicado de Ginebra, que planteaba el establecimiento de un gobierno de transición que preparase la celebración de elecciones.

La segunda conferencia de paz tuvo lugar hace exactamente dos años , pero tras sendas rondas negociadoras entre Gobierno y oposición, el proceso se dio por fracasado.

De Mistura aseguró que estas conversaciones de paz serán “diferentes” a las anteriores, porque el sufrimiento se ha extendido y profundizado entre la población siria y porque cuando se decidió lanzar este nuevo proceso diplomático, se prometió que, paralelamente, habría discusiones sobre un alto el fuego.

Agenda. El programa de las negociaciones de este martes incluye una reunión en la primera parte del día con los enviados del Gobierno sirio y, más tarde, con la oposición “para profundizar más en los asuntos que han abordado y en sus preocupaciones”, indicó el representante de la ONU.

Esta ronda de negociación no tiene un plazo fijo, pero la idea de De Mistura es prolongarla unos diez días más y presentar los avances logrados en una reunión en Múnich, Alemania, el día 11.

Es crucial que nadie se sienta excluido y que todos sean parte constante de la negociación ” , señaló De Mistura.