23 septiembre, 2016
El canciller ruso Sergey Lavrov este viernes en la Asamblea de Naciones Unidas.
El canciller ruso Sergey Lavrov este viernes en la Asamblea de Naciones Unidas.

Naciones Unidas

El canciller ruso, Sergei Lavrov, dijo este viernes en la ONU que es necesario salvar el acuerdo para un cese de hostilidades en Siria, al tiempo que su homólogo estadounidense, John Kerry, mencionó "pequeños progresos" en el diálogo.

Kerry y Lavrov mantuvieron este viernes un encuentro, después del fracaso de una reunión del Grupo Internacional de Apoyo a Siria en la víspera, y de acuerdo con el jefe de la diplomacia estadounidense los dos intercambiaron ideas.

"Me he encontrado con el canciller (ruso), hemos intercambiado algunas ideas y hemos hecho algunos pequeños progresos. Estamos evaluando algunas ideas mutuas en una forma constructiva. Es todo", dijo Kerry a la prensa en un hotel de Nueva York.

En tanto, ante la Asamblea General de la ONU, Lavrov delineó las divergencias esenciales con Estados Unidos sobre los requisitos para restablecer un cese del fuego, pero dijo que era "esencial" mantener los esfuerzos para salvar el acuerdo que se propone cesar la violencia en Siria.

"Es esencial prevenir el fracaso de estos acuerdo", dijo Lavrov, para quien "no hay alternativa" fuera del proceso conducido por Moscú y Washington.

Lavrov también señaló que era imperioso conducir una investigación "imparcial" sobre el ataque a un convoy con ayuda humanitaria de la ONU y la Media Luna Roja en las proximidades de Alepo, para deslindar responsabilidades.

"Ésta es una condición fundamental para fortalecer un régimen de cese de hostilidades y una tregua nacional", señaló.

Poco después de su discurso ante la Asamblea General, Lavrov dijo en una conferencia de prensa que los contactos diplomáticos estuvieron muy cerca de alcanzar un entendimiento.

De acuerdo con Lavrov, en un momento de la negociación Estados Unidos pidió a Rusia que consulte con Siria sobre una tregua de tres días.

El canciller ruso relató que consultó con el gobierno sirio y poco más tarde retornó con una respuesta positiva. "Pero en ese momento los estadounidenses dijeron que ahora no querían tres días sino siete", añadió, sin esconder su frustración.

Lavrov dijo que los acuerdos negociados para un cese del fuego dejan fuera de la protección a tropas y posiciones del grupo radical Estado Islámico y del Frente al-Nusra, pero aseguró que hay grupos rebeldes que actúan conjuntamente con al-Nusra.

Si Estados Unidos no logra ejercer su influencia sobre esos grupos rebeldes que operan junto a Al Nusra, los esfuerzos no prosperarán, señaló.

Desde el miércoles, Estados Unidos insiste en una propuesta para mantener en tierra todos los aviones (rusos y sirios) que operan en la zonas específicas como forma de restituir "credibilidad" a todo el plan de cese del fuego.

Etiquetado como: