28 septiembre, 2015
 El presidente estadounidense Barack Obama durante su intervención en el debate de la Asamblea General de la ONU
El presidente estadounidense Barack Obama durante su intervención en el debate de la Asamblea General de la ONU

Naciones Unidas

El presidente estadounidense, Barack Obama, acusó este lunes en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a los países que apoyan al líder sirio Bashar al-Asad, pero dijo estar "preparado para trabajar" con Rusia e Irán, aliados de Damasco, para estudiar salidas al conflicto en ese país.

"Estados Unidos está preparado para trabajar con cualquier país, incluyendo Rusia e Irán, para resolver el conflicto" en Siria, dijo Obama durante la Asamblea General dela ONU.

El mandatario recriminó el apoyo a "tiranos" como Asad, en un ataque directo contra Moscú y Teherán, pero mencionó que Washington está listo para trabajar con cualquier país para combatir la amenaza yihadista en Siria.

"No podemos quedarnos de pie cuando la soberanía y la integridad territorial de una nación es flagrantemente violada"

El mandatario aseguró que Washington no quiere una nueva Guerra Fría con Moscú por la crisis en Ucrania.

Insistió, además, en que las sanciones de los países occidentales contra Moscú luego de la ocupación de Rusia en la provincia ucraniana de Crimea estaban destinadas a proteger la soberanía de Kiev y no activar un conflicto con Moscú.

"No podemos quedarnos de pie cuando la soberanía y la integridad territorial de una nación es flagrantemente violada", dijo.

"Si eso pasara sin consecuencias en Ucrania, podría pasar en cualquier país reunido aquí hoy", dijo a las delegaciones en la sede de la ONU en Nueva York.

Etiquetado como: