Tras violenta sesión vivida el martes en la Asamblea Nacional entre diputados chavistas y seguidores de Capriles.

 1 mayo, 2013

Caracas (AFP) - La oposición venezolana impugnará este jueves ante la justicia los resultados de las presidenciales del 14 de abril, al denunciar irregularidades en la estrecha victoria del chavista Nicolás Maduro, quien instó a su rival Henrique Capriles a aceptar su derrota.

En paralelo, Estados Unidos expresó su preocupación por la violenta sesión vivida el martes en la Asamblea Nacional, en la que diputados chavistas y opositores se enfrentaron a golpes.

"El día de mañana (jueves) va a ser presentada la impugnación ante el Tribunal Supremo de Justicia" (TSJ), dijo Capriles, que perdió por 1,49% de los votos, durante una concentración opositora este miércoles por el Día de los Trabajadores en Caracas.

"Vamos a agotar todas las instancias internas porque no nos queda ninguna duda de que este caso va a terminar en la comunidad internacional", agregó el también gobernador del estado Miranda (norte).

En una manifestación paralela en el centro de la capital, ante miles de trabajadores chavistas, Maduro respondió a Capriles: "íFascista mayor, fuiste derrotado, acepta tu derrota, basta de pataleos, de lloriqueos!", exclamó.

"Eso es lo que eres tú, un burguesito llorón y fascista que quiere llevar el país al odio y la violencia", agregó el mandatario, que recorrió algunas avenidas de Caracas con los empleados afines al gobierno.

La oposición presentará la impugnación, cuyo plazo para ser introducía concluía el lunes, aunque ha advertido que desconfía de la independencia del sistema judicial, por lo que apunta a instancias internacionales.

En concreto, podría acudir a la Corte Internacional de Derechos Humanos (Corte IDH), de la que el gobierno venezolano decidió retirarse en septiembre pasado, pero cuya salida se hará efectiva en el plazo de un año.