Advierte de que no habrá negociación directa con el gobierno de al-Asad

 8 enero, 2013

Damasco. AFP. La oposición siria tolerada por el régimen, cercana a Moscú, rechazó ayer el plan propuesto el domingo por el presidente Bashar al-Asad, un proyecto apoyado por Irán, pero sobre el que todavía no se han manifestado ni Rusia ni China, los dos grandes aliados de Damasco.

El presidente sirio se dirigió a la nación por primera vez en siete meses, con un discurso en el que prometió seguir su “guerra contra el terrorismo” y lanzó una nueva propuesta de diálogo , rechazada tajantemente por la oposición.

Hasan Abdel Azim, quien dirige el Comité de Coordinación por el Cambio Nacional y Democrático (CCCND), anunció ayer durante una rueda de prensa que no participará en el “diálogo nacional” propuesto por al-Asad “antes de que cese la violencia, se libere a los detenidos, se garantice que la ayuda humanitaria llega a las regiones más afectadas y se aclare dónde están los desaparecidos”.

El ministro de Relaciones Exteriores sirio, Ali Akbar Salehi, declaró que el plan “rechaza la violencia, el terrorismo y las injerencias extranjeras”.

La coalición tolerada por el régimen, que comparte puntos de vista con Moscú y Pekín sobre este conflicto que ya ha dejado más de 60.000 muertos según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pide que la negociación se haga bajo el control de Lakhdar Brahimi, el emisario especial de la ONU y la Liga Árabe.

El CCCND informó de que “no habrá negociación o diálogo directo entre nosotros y el régimen” y aseguró que “la etapa del diálogo y solución política ya pasó”.

Raja al-Naser, secretario del CCCND, dijo que sigue siendo favorable a una “solución política” y agregó: “(...) lo que propuso al-Asad en su discurso no es una solución política que responda a las expectativas reales, sino un discurso de guerra”.

Los dos grandes aliados de Siria , Rusia y China, no se han pronunciado por el momento sobre la propuesta de al- Asad; solo Irán se ha mostrado favorable al plan.