3 noviembre, 2015

Beirut

Expertos del Ministerio de Emergencias de Rusia trabajan en el lugar del accidente aéreo en Hassana, península del Sinaí, Egipto.
Expertos del Ministerio de Emergencias de Rusia trabajan en el lugar del accidente aéreo en Hassana, península del Sinaí, Egipto.

Human Rights Watch (HRW) acusó a grupos rebeldes sirios de cometer crímenes de guerra en los alrededores de Damasco, después de que pusieran a rehenes, incluso civiles, en jaulas para usarlos como "escudos humanos" e impedir ataques del gobierno.

En un video difundido el pasado fin de semana, se veía a decenas de prisioneros, incluyendo a soldados y civiles, a los que se transportaba en jaulas a diferentes partes de la región de la Ghuta Oriental, en las afueras de Damasco.

Para HRW, esto "constituye una toma de rehenes y un ultraje a la dignidad personal". "Ambos son crímenes de guerra", precisó la organización de defensa de los derechos humanos con sede en Nueva York.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Gran Bretaña, había afirmado que el poderoso grupo Jaish al-Islam los había puesto en jaulas para disuadir al gobierno de llevar a cabo bombardeos.

Jaish al Islam ("El Ejército del Islam" en árabe), considerado el más importante grupo rebelde que opera cerca de la capital, "encerró a soldados del régimen y a civiles alauitas en jaulas que dispersó en plazas de la Ghuta Oriental, sobre todo en la ciudad de Duma", había afirmado el domingo a la AFP el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

Según Rami Abdel Rahman, se usan "decenas de jaulas, en cada una hay tres o cuatro personas, inclusive hasta siete".

Los alauitas constituyen una rama del chiismo. Se trata de la confesión del presidente sirio Bashar al-Asad.

La Ghuta Oriental, un bastión rebelde, es objetivo frecuente de los bombardeos del régimen de Asad.

Etiquetado como: