La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas confromará una comisión de investigación para estudiar supuestos ataques

 29 abril, 2014

Bruselas

Personal de la OPAQ tomó muestras de arena, en la ciudad de Ain Terma, en agosto del 2013, para indagar sobre el uso de armas químicas. | AP
Personal de la OPAQ tomó muestras de arena, en la ciudad de Ain Terma, en agosto del 2013, para indagar sobre el uso de armas químicas. | AP

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) anunció hoy la constitución de una misión de investigación en Siria para estudiar los supuestos ataques con gas de cloro realizados recientemente en ese país.

Tras una reunión del consejo directivo de la OPAQ, el organismo informó en un comunicado de la creación de una misión para aclarar los hechos en torno al presunto uso de gas de cloro el 11 de abril en un ataque en Kafr Zita, en la provincia de Hama, del que el Ejecutivo de Damasco y la oposición se acusan mutuamente.

Los opositores denunciaron que hubo otro ataque en la población de Harasta, en las afueras de Damasco.

La OPAQ indicó que el Gobierno sirio ha aceptado la delegación y se ha comprometido con su seguridad en las áreas del país que estén bajo su control, pero en todo caso dejó claro que la operación se desarrollará en circunstancias de riesgo.

Según la organización, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ya ha expresado su apoyo a esta misión y le ha garantizado el apoyo de las Naciones Unidas para responder a las " significativas necesidades de seguridad y logísticas " de la misma.

El equipo que conformará la delegación viajará "pronto" a Siria, confirmó.

Siria todavía tiene que entregar para su destrucción un 8 % de sus armas químicas a la misión de la ONU y OPAQ, pese a que hoy expiró el plazo convenido para finalizar ese proceso.

Ese plazo estaba estipulado en un acuerdo alcanzado en septiembre pasado entre Estados Unidos y Rusia, lo que evitó una intervención militar estadounidense en Siria tras un bombardeo con armas químicas en agosto en un suburbio de Damasco, del que Washington responsabilizó al régimen.

Etiquetado como: