La ONU exhortó a los países de origen, tránsito y destino a que enfrenten esta situación de manera integral y que se garanticen los derechos humanos

 9 julio, 2014

Guatemala.

Grupos de activistas y familias inmigrantes con sus niños sostienen pancartas contra la deportación durante una protesta frente a la Casa Blanca en Washington.
Grupos de activistas y familias inmigrantes con sus niños sostienen pancartas contra la deportación durante una protesta frente a la Casa Blanca en Washington.

El Sistema de Naciones Unidas en Guatemala exhortó este miércoles a los estados afectados por la migración de menores no acompañados, a enfrentar la situación de manera integral y que se garanticen los derechos humanos de los niños.

En un comunicado emitido por la oficina de la ONU en la capital guatemalteca, ese organismo expresó "su alta preocupación por la situación de niñas, niños y adolescentes guatemaltecos migrantes no acompañados detenidos en la frontera suroccidental de Estados Unidos".

"La niñez y la adolescencia migrante no acompañada requieren de la existencia de un sistema y procedimientos de protección especial y de la garantía de todos sus derechos debido a la alta vulnerabilidad y peligro en el que se encuentran, tales como la trata de personas, robos, extorsiones, secuestros, violaciones y asesinatos en su camino", dijo.

La ONU exhortó a los países de origen, tránsito y destino a que enfrenten esta situación de manera integral y que se garanticen los derechos humanos, en particular la vida, integridad física y a la dignidad de las personas.

Además, instó a todos los sectores de la sociedad guatemalteca a "redoblar esfuerzos para atacar las diferentes causas de este problema y adopten medidas de corto, mediano y largo plazo para evitar que esa crisis se profundice".

Según la ONU, la situación de la migración de los menores refleja, en buena medida, "el desequilibrio del desarrollo entre las sociedades de la región".

El organismo reconoce en el comunicado la decisión del Gobierno de los Estados Unidos de tratar el problema como una emergencia humanitaria.

"El tema de protección de niñez y adolescencia demanda mayores esfuerzos para atender la emergencia, proteger sus derechos, privilegiar la reunificación familiar, asegurar el derecho a solicitar protección internacional, así como la búsqueda de condiciones que permitan brindar mejores oportunidades de desarrollo y bienestar", manifestó.

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, quien hoy termina una visita de dos días a Guatemala, advirtió el martes que toda persona que sea detenida en la frontera de su país " será deportado sin importar la edad".

"El viaje es peligroso y no hay paso libre en la frontera. Los están engañando. Bajo la ley estadounidense, quien sea aprehendido cruzando ilegalmente la frontera será deportado, sin importar su edad", dijo Johnson luego de reunirse con el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina.

Las autoridades estadounidenses calculan que más de 52.000 menores centroamericanos han sido detenidos por la Patrulla de Fronteras en lo que va del presente año fiscal, que comenzó en octubre pasado.

Los gobiernos de Guatemala, El Salvador y Honduras reunidos el sábado pasado en San Salvador acordaron unir esfuerzos y lanzar una campaña regional para disuadir la emigración de menores solos hacia EE.UU.