La Comisión investigadora declaró que aún no se ha establecido la responsabilidad de los autores

 16 septiembre, 2013

Ginebra

 Una imagen facilitada por el Aleppo Media Center muestra los estragos en la ciudad siria. | AP
Una imagen facilitada por el Aleppo Media Center muestra los estragos en la ciudad siria. | AP

La Comisión de investigación de la ONU sobre violaciones de derechos humanos en Siria anunció este lunes que investiga 14 supuestos casos de ataques químicos, que habrían sido cometidos desde setiembre de 2011, sin saber quién los habría causado.

"Investigamos 14 presuntos casos de uso de armas químicas, pero no hemos establecido la responsabilidad de los autores" de estos crímenes, declaró en Ginebra el presidente de la Comisión, Paulo Pinheiro, en rueda de prensa.

Pinheiro también recalcó que no había que olvidar las consecuencias del uso de armas convencionales.

"La amplia mayoría de las víctimas del conflicto se deben a ataques ilegales con armas convencionales -repito: convencionales-, como armas de fuego y morteros", dijo a la Comisión.

Acusado por varios países, como Estados Unidos y Francia, de haber llevado a cabo un ataque con armas químicas el pasado 21 de agosto cerca de Damasco, el presidente sirio Bashar al Asad se comprometió el 12 de setiembre a adherirse a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).