23 abril, 2012

Jartum. AFP. La población civil de la ciudad de Heglig y de las localidades vecinas huyó de esta zona petrolera, escenario de enfrentamientos entre Sudán y Sudán del Sur, dijo ayer Naciones Unidas.

“La totalidad de la población civil de la ciudad de Heglig y de las localidades vecinas ha huido”, afirmó la agencia humanitaria de la ONU, que citó a la comisión sudanesa de Asuntos Humanitarios (HAC) y otros informes recibidos.

El organismo internacional cifró en unas 5.000 las personas que huyeron, sobre todo hacia las localidades de Jarasana y Keilak, a un centenar de kilómetros al norte.

Una misión de la Media Luna Roja sudanesa que visitó Jarasana y Keilak el 14 y 15 de abril “informó de que la mayor parte de personas desplazadas estaban desperdigadas por la maleza o se encuentran sin techo a tres o cuatro kilómetros de Jarasana” y necesitan urgentemente “agua, alimentos y equipos sanitarios”, según el informe de la ONU, que recoge los acontecimientos sucedidos hasta el 15 de abril.

Heglig es escenario desde finales de marzo de choques entre el Norte y el Sur sin precedentes desde que Sudán del Sur se independizó de Sudán en julio del 2011.

Etiquetado como: