Consideran que el gobierno de Mohamed Mursi es hostil con la libertad de asociación

 31 mayo, 2013
 Mohamed Mursi llegó al poder tras la caída de Hosni Mubarak | ARCHIVO.
Mohamed Mursi llegó al poder tras la caída de Hosni Mubarak | ARCHIVO.

El Cairo (AFP). Organizaciones no gubernamentales egipcias denunciaron este viernes un proyecto de ley recientemente presentado en el Senado para regularizar las organizaciones civiles, y acusaron a los Hermanos Musulmanes, partido del presidente Mohamed Mursi, de sentar las bases de “un nuevo Estado policial”.

Unas cuarenta ONG declararon en un comunicado común su “rechazo categórico a este proyecto de ley, ya que muestra un alto grado de hostilidad hacia la libertad de asociación, así como una tendencia a imponer un control aún más fuerte (...) sobre la sociedad civil”.

Esta ley “pone de manifiesto el deseo de los Hermanos Musulmanes de consolidar un control administrativo total sobre todos los aspectos de la acción civil”, afirman estas organizaciones.

Según ellas, el proyecto de ley “tiene como objetivo someter a las entidades civiles bajo la estricta supervisión del Ejecutivo” y le da al aparato de seguridad el derecho “de reprimir gradualmente el trabajo de los organismos de derechos humanos mediante el bloqueo de sus fuentes de financiamiento”.

Por su parte, Mursi aseguró que el Estado no busca “dominar las organizaciones civiles" sino "apoyar el papel de estas organizaciones y eliminar las barreras administrativas”.

Etiquetado como: