Gregorio Rosa Chávez, de la arquidiócesis de San Salvador, será investido el 28 de junio

 21 mayo
Gregorio Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador, durante una manifestación en junio del 2010 en El Salvador.
Gregorio Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador, durante una manifestación en junio del 2010 en El Salvador.

Ciudad del Vaticano y San Salvador.

El obispo auxiliar de San Salvador, El Salvador, monseñor Gregorio Rosa Chávez, pasará a formar parte del colegio de cardenales a partir del 28 de junio, cuando sea investido, junto con cuatro escogidos más, por el papa Francisco en una ceremonia en el Vaticano.

El papa Francisco hizo este domingo en el Vaticano y dijo que los cinco purpurados serán de cinco países diferentes y todos son menores de 80 años.

Los que tienen de más de esa edad no pueden integrar un cónclave ni participar en la elección del nuevo papa.

Con la designación de Rosa Chávez, América Central contará con cuatro purpurados: José Luis Lacunza, obispo de David, Panamá; Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua; Miguel Obando y Bravo, cardenal emérito y ex arzobispo de Managua, y Óscar Andrés Rodríguez, titular de la arquidiócesis de Tegucigalpa.

Los eclesiásticos serán investidos formalmente como cardenales durante una ceremonia en el Vaticano el 28 de junio. Entonces, los nuevos "príncipes de la iglesia", como se les conoce a los prelados de élite y solideo rojo que elige el Pontífice, celebrarán una misa junto con Francisco al día siguiente, en la fiesta de san Pedro y san Pablo, una importante celebración en el Vaticano.

Los cinco nuevos cardenales son Jean Zerbo, arzobispo de Bamako (Mali); Juan José Omella, arzobispo de Barcelona (España), Anders Arborelius, obispo de Estocolmo (Suecia), Louis-Marie Ling Mangkhanekhoun, vicario apostólico de Pakse (Laos) y Gregorio Rosa Chávez.

Todos nacieron en los años 40. El más joven de ellos es Arborelius, nacido en setiembre de 1949 y el mayor, Rosa Chávez, en setiembre de 1942.

Según la agencia italiana AGI, Arborelius será el primer cardenal escandinavo mientras que Rosa Chávez será es primer obispo auxiliar en recibir la "birreta" púrpura, una cofia eclesiástica en forma de birrete cuadrangular, así como el anillo.

Ene noviembre, el papa Francisco ya nombró a 17 nuevos "príncipes de la Iglesia".

Sorprendido por noticia. Monseñor Rosa Chávez, defensor de una Iglesia en favor de los pobres, expresó el domingo que la noticia proveniente del Vaticano lo tomó por sopresa.

"Fue una total sorpresa, a las cinco de la mañana se me comunicó, pensé que era una broma, después se confirmó la noticia", declaró luego de oficiar la misa dominical en la iglesia de San Francisco, en San Salvador.

El 20 de marzo, durante una visita de los obispos salvadoreños a Roma, Rosa Chávez aseguró que el Papa lo trató "con mucho cariño". "No me imaginé que después me daría esta sorpresa", comentó.

El obispo no descartó que su nombramiento sea para continuar el legado del asesinado arzobispo de San Salvador Óscar Arnulfo Romero, declarado beato en mayo del 2015.

"Muchos relacionan esta noticia con monseñor Romero por lo que tiene que ver para nosotros y para la Iglesia. Es algo que nos alegra a todos, el que sea reconocido por toda la Iglesia", manifestó.

Para el obispo, "es un día de muchas emociones y también de mucho compromiso con el futuro".

"Nos llena de inmensa alegría y gratitud [el] anuncio del Santo Padre sobre [el] nombramiento como cardenal de monseñor Gregorio Rosa Chávez", escribió en Twitter el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, tras conocerse la noticia.

El mandatario recordó como "grandes méritos de monseñor Rosa Chávez" sus "contribuciones al diálogo por la negociación y la paz en el Salvador" durante la guerra civil (1980-1992).