Por primera vez, presidente de EE. UU. pide reconocer mismos derechos

 24 febrero, 2013

WASHINGTON. AFP. El gobierno de Barack Obama dio un paso hacia la instauración del matrimonio homosexual y es el primer mandatario que solicita formalmente a la Corte Suprema de Estados Unidos que se derogue una ley de 1996 que defiende el matrimonio únicamente como la unión entre un hombre y una mujer.

El pedido estaba incluido en un escrito legal entregado el viernes al máximo tribunal estadounidense, cuyos nueve integrantes analizarán el mes próximo si revocan la Ley Federal de Defensa del Matrimonio (Defense of Marriage Act, DOMA), que prohíbe los casamientos entre personas del mismo sexo.

“Nuestro viaje no habrá terminado hasta que nuestros hermanos y hermanas gay no sean iguales ante la ley”, dijo Obama.

De acuerdo con el documento legal, la DOMA “viola la igual protección (de los derechos) que garantiza la Constitución”.

La DOMA “niega a decenas de miles de parejas del mismo sexo, que están casadas bajo leyes estatales, una serie de importantes beneficios federales disponibles para las parejas heterosexuales”, se puede leer en el escrito firmado por el abogado general de Estados Unidos, Donald Verrilli.

La posición de la Casa Blanca fue atacada por los republicanos en la Cámara de Representantes.

Diez senadores urgieron el mes pasado a la Corte a mantener la ley y a no reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo.

“El momento de hablar era 1996, cuando el Congreso consideró cuidadosamente la necesidad de la DOMA”, argumentaron.

La decisión del gobierno de impugnar la ley apenas causó sorpresa. Obama había señalado en varias ocasiones recientes que era favorable al matrimonio homosexual.

Durante el discurso de inauguración de su segundo mandato pronunciado el mes pasado, el presidente prometió luchar en favor de los derechos de las parejas homosexuales.

Tras varias victorias en referendos locales, ahora es legal en nueve de los 50 estados del país