30 abril, 2016
Barack Obama se rió de los cinco aspirantes a la Casa Blanca, pero las burlas sobre Trump fueron más fuertes.
Barack Obama se rió de los cinco aspirantes a la Casa Blanca, pero las burlas sobre Trump fueron más fuertes.

Washington.

El presidente Barack Obama dio su último discurso humorístico como presidente en la cena anual de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca en el que predijo el triunfo de Hillary Clinton en las próximas elecciones y sobre su vida fuera de la Casa Blanca como "comandante del sofá".

Además lanzó diversas burlas contra el magnate republicano Donald Trump y su manejo en las redes sociales.

"El próximo año otra persona estará en este lugar, y es difícil saber quién será ella" , afirmó Obama durante su discurso en la tradicional cena de corresponsales de la Casa Blanca.

"Pasaré de comandante en jefe a comandante del sofá", expresó el gobernante.

Unos 3.000 invitados se congregaron en el gran salón del Hotel Hilton para homenajear a la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca, en un evento que pretende acercar con humor las labores de los periodistas que cubren la información del presidente y los funcionarios de la Administración de Estados Unidos.

Como era de esperar, Obama no pudo evitar hablar del controvertido magnate neoyorquino Donald Trump, actual favorito a la candidatura presidencial republicana,quien se convirtió en la sensación de la campaña electoral.

"No quiero gastar demasiado tiempo con Donald. Siguiendo nuestro ejemplo, quiero mostrar algo de contención", dijo, en un dardo poco velado a la prensa estadounidense sobre la amplia cobertura mediática que se le da a Trump.

"¿Está en casa comiéndose un filete Trump y lanzando insultos en Twitter a Angela Merkel? " , se preguntó Obama entre risas sobre los arrebatos de furia del magnate en las redes sociales.

También se refirió a las críticas vertidas sobre el favorito aspirante a la candidatura republicana y su falta de experiencia en política internacional.

"Ha pasado años reuniéndose con líderes de todo el mundo: Miss Suecia, Miss Argentina", dijo Obama, sobre el concurso Miss Universo gestionado por Trump.

Entre los asistentes, figuraba la elite política y mediática estadounidense, y en esta ocasión también estaban el senador Bernie Sanders, aspirante a la candidatura presidencial demócrata y rival de Clinton, y el periodista del Washington Post Jason Rezaian, recientemente liberado tras pasar más de un año en la cárcel en Irán.