Los talibanes, que calificaron recientemente a Ghani de "empleado" de Estados Unidos, acogieron el lunes su entrada en funciones con un atentado suicida.

 29 septiembre, 2014
El nuevo presidente afgano, Ashraf Ghani Ahmadzai (C), a su llegada a la inauguración de la nueva presidencia afgana en Kabul.
El nuevo presidente afgano, Ashraf Ghani Ahmadzai (C), a su llegada a la inauguración de la nueva presidencia afgana en Kabul.

El nuevo presidente afgano, Ashraf Ghani, instó el lunes a abrir conversaciones de paz con el conjunto de los insurgentes islamistas, incluidos los talibanes, con el fin de estabilizar el país tras la retirada a fines de año de las tropas de la OTAN.

"Pedimos a los opositores, y más específicamente a los talibanes y al Hezb-e-Islami, iniciar conversaciones políticas", declaró Ghani tras asumir el cargo al frente del Estado, sucediendo a Hamid Karzai.

Karzai, que presidió el país desde la caída del régimen de los talibanes en 2001, había llamado en varias ocasiones a los insurgentes islamistas a negociar la paz, pero estos se habían opuesto, al considerar al jefe de Estado una "marioneta" de Washington.

Los talibanes, que calificaron recientemente a Ghani de "empleado" de Estados Unidos, acogieron el lunes su entrada en funciones con un atentado suicida.

"Un suicida se inmoló cerca del aeropuerto matando a cuatro personas e hiriendo a dos", declaró a la AFP un portavoz de la policía de la capital.

El kamikaze tenía como blanco "soldados afganos y extranjeros", indicó el portavoz oficial de los talibanes, Zabiulá Mujahid, reivindicando el atentado.

Etiquetado como: