Un hombre disfrazado de mujer y filtrado cerca de un mercado activó un cinturón con explosivos; otras 74 personas resultaron heridas

 11 julio, 2015
Atentado ocurrió cerca del mercado principal de la capital de Chad.
Atentado ocurrió cerca del mercado principal de la capital de Chad.

Yamena.

Un hombre disfrazado de mujer y vestido con una burka, detonó la mañana del sábado un explosivo cerca del mercado principal de la capital de Chad, dejando 14 personas muertas, informó un portavoz de la Policía.

El "balance provisional" es de 14 muertos y 74 heridos. Nueve mujeres y cinco hombres resultaron muertos, entre ellos un gendarme, afirmó el portavoz de la Policía Nacional, Paul Manga. El suicida también murió en la explosión.

Boko Haram reivindicó, este sábado, este atentado en Yamena y el cometido por la mañana en la ciudad nigeriana de Maiduguri, indicó el Grupo de Inteligencia SITE, con sede en Estados Unidos.

SITE confirmó la reivindicación realizada mediante su cuenta de Twitter, fue firmada por "Estado Islámico, Provincia de África Occidental", como se autodenomina Boko Haram desde su adhesión al grupo Estado Islámico en marzo pasado.

Ataque. Un hombre vestido de mujer, con la cara oculta bajo un velo integral "quiso infiltrarse en el mercado. Fue interceptado por los gendarmes, que le pidieron que se destapara y en ese momento cuando activó su cinturón (de explosivos)", describió el portavoz policial.

La cabeza del presunto suicida apareció cerca del lugar del atentado y las autoridades se la mostraron a los periodistas.

Tras el doble ataque de junio, Chad prohibió el velo islámico integral (niqab) en este país con población de mayoría musulmana y bombardeó posiciones de Boko Haram en Nigeria en varias ocasiones.

Cerca del lugar del atentado del sábado se veían restos humanos. Presas de pánico, los comerciantes huyeron abandonando la mercancía.

"Todo el mundo quedó conmocionado" sobre todo "porque estamos en pleno periodo del ramadán", declaró un policía.

Las fuerzas de seguridad chadianas acordonaron el barrio, situado en el corazón de la capital y el primer ministro, Kalzeube Pahimi Deubet, convocó un consejo de seguridad.