Mandatario dedicó el premio al pueblo, en especial a las víctimas del conflicto

 7 octubre, 2016

Oslo

El presidente de Colombia Juan Manuel Santos fue galardonado este viernes con el Nobel de la Paz por encaminar un acuerdo de paz firmado con las FARC, un reconocimiento tras el cual ambas partes anunciaron que discutirán "ajustes" al pacto, que fue rechazado en un plebiscito.

"Esperamos que esto aliente todas las buenas iniciativas y a todos los actores que podrían tener un papel decisivo en el proceso de paz y aportará finalmente la paz a Colombia después de décadas de guerra", declaró la presidenta del Comité Nobel noruego, Kaci Kullmann Five.

Tras el anuncio, desde La Habana, sede de las negociaciones de paz que se extendieron durante casi cuatro años, el Gobierno colombiano y las FARC acordaron mantener el cese el fuego y discutir "propuestas de ajuste" al pacto, rechazado sorpresivamente en el plebiscito del domingo.

"Reiteramos el compromiso asumido" por las partes "de mantener el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo decretado el pasado 29 de agosto", explicó el comunicado conjunto.

En tanto Santos, de 65 años, dijo que dedicaba el prestigioso galardón al pueblo colombiano. "Recibo este premio en su nombre: el pueblo colombiano que tanto ha sufrido por esta guerra", afirmó, en declaraciones en una entrevista a la Fundación Nobel. "Estamos muy, muy cerca de alcanzar la paz", agregó.

Antiguos halcones convertidos en palomas, Santos y el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño, Timochenko, firmaron el 26 de setiembre un acuerdo histórico para poner fin a un conflicto de más de medio siglo.

Contra todo pronóstico, el pueblo colombiano rechazó el acuerdo en un plebiscito el domingo, reclamando entre otras medidas que los guerrilleros desmovilizados no puedan participar en la vida política y que vayan a la cárcel, en lugar de beneficiarse de penas alternativas.

Desde Cuba, Timochenko celebró el premio.

Según el texto del Comité Nobel, "existe un peligro real de que el proceso de paz se interrumpa y de que la guerra civil se reanude", lo que hace "todavía más urgente el respeto del alto el fuego por las partes".

El fracaso del plebiscito obligó a Bogotá y a la guerrilla a reanudar sus negociaciones, a las que el comité Nobel da un espaldarazo este viernes con el peso simbólico del premio.

"El hecho de que una mayoría de votantes dijera no al acuerdo de paz no significa necesariamente que el proceso de paz esté muerto", argumentó el comité. "El plebiscito no era una votación a favor o en contra de la paz", agregó.

Santos reiteró en la entrevista que el premio "será un gran incentivo para llegar al final y empezar la construcción de la paz en Colombia".

El mandatario, que cuando fue ministro de Defensa durante la presidencia de Uribe lanzó la mayor ofensiva contra la guerrilla, decidió no obstante seguir la vía de las negociaciones tras ser elegido presidente, hace seis años.

"Seguiré buscando la paz hasta el último minuto de mi mandato porque ese es el camino para dejarles un mejor país a nuestros hijos", prometió recientemente.

Aunque hace apenas unos días aseguraba no buscar el Nobel, la recompensa fortalece al presidente en su búsqueda de una reconciliación de Colombia, azotada por décadas de violencia de guerrillas, paramilitares y fuerzas estatales que han causado 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.

El premio, que consiste en una medalla de oro, un diploma y un cheque de ocho millones de coronas suecas (unos $950.000), le será entregado en Oslo el 10 de diciembre.

Reacciones

Álvaro Uribe: "Felicito el Nobel para el Presidente Santos, deseo que conduzca a cambiar acuerdos dañinos para la democracia", tuiteó el actual senador Uribe, gran triunfador del plebiscito que el domingo pasado rechazó el histórico pacto alcanzado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas).

Ingrid Betancourt: En una entrevista telefónica con Betancourt, el canal noticioso francés I-Télé preguntó a la excandidata presidencial si "los que la secuestraron se merecían también haber recibido el Nobel de la Paz". "Sí", contestó Betancourt. "Para mí es muy duro decir que sí, pero creo que sí", agregó emocionada esta mujer secuestrada por las FARC en selva colombiana entre 2002 y 2008.

Malala Yousafzai: La joven paquistaní, premio Nobel de la Paz en 2014, elogió este viernes la atribución de esta distinción al presidente colombiano Juan Manuel Santos asegurando que el mundo necesita "líderes valientes".

"En un año de tanta violencia, pérdidas y desesperanza, el presidente Santos nos recuerda que tenemos que trabajar para acabar con el sufrimiento y nunca renunciar a la paz", escribió en un comunicado esta activista por la educación de las niñas, que se salvó milagrosamente de un atentado talibán en el noroeste de Pakistán.

Secretario general de la ONU, Ban Ki-moon: El proceso de paz con las FARC en Colombia fue "demasiado lejos para retroceder ahora", dijo este viernes en reacción al anuncio.

Unesco: "Este premio rinde además tributo a la audacia y la perseverancia del presidente Santos y a todos aquellos que buscaron construir la paz día tras día, paso a paso, para sanar las heridas del país, en sus familias y comunidades", indicó el viernes en un comunicado la directora de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Irina Bokova.

Barack Obama: El presidente de Estados Unidos afirmó este viernes que "el Comité del Nobel tomó la decisión correcta en acoger sus esfuerzos incansables para conseguir una paz justa y duradera en Colombia".

El Vaticano: El diario del Vaticano L'Osservatore Romano sostuvo que con el premio al presidente colombiano "se ha querido premiar la voluntad de diálogo sobre cualquier cosa".

Rigoberta Menchú: La Premio Nobel de la Paz 1992 le envió "felicidades por su convicción y lucha incansable por llevar la paz a su país".

Etiquetado como: