3 agosto, 2016

Louisiana

Un niño de 5 años, de las afueras de Nueva Orleans (Estados Unidos), murió por un tiro en la cabeza de un arma disparada accidentalmente por su hermano de 9 años.

El jefe de policía de Jefferson Parish, John Fortunato, dijo que los agentes respondieron a la denuncia de que había un niño herido en el suburbio de Marrero el martes por la noche.

Los agentes hallaron a Melvin Brady en el ropero de un dormitorio con una herida de bala en la cabeza. Lo declararon muerto en el lugar.

De acuerdo con la investigación preliminar, la víctima y su hermano de 9 años jugaban dentro del ropero cuando encontraron una pistola, dijo Fortunato.

Cuando el hermano mayor la manipulaba, el arma se disparó una vez y la bala alcanzó al más pequeño.En el momento del incidente, los niños estaban solos en la casa. Su madre estaba en la calle ayudando a un vecino.

Etiquetado como: