Para el líder opositor Henrique Capriles la "juramentación es espuria"

 8 marzo, 2013

Caracas, Venezuela (AFP) El hasta ahora vicepresidente Nicolás Maduro tomó posesión este viernes 8 de marzo como "presidente encargado" de Venezuela tras la muerte de Hugo Chávez, una investidura que la oposición denunció como inconstitucional.

Maduro fue juramentado por el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y prometió "la lealtad más absoluta" al recién fallecido presidente venezolano.

"Juro a nombre de la lealtad más absoluta al comandante Hugo Chávez que cumpliremos, que haremos cumplir esta Constitución bolivariana con la mano dura de un pueblo dispuesto a ser libre. íLo juro!", dijo Maduro, quien sostuvo todo el tiempo un pequeño ejemplar de la Constitución en su mano derecha, mientras Cabello sostenía otro en su mano izquierda.

Además, cuando comenzó su discurso, ya con la banda tricolor en el pecho, Antes de juramentarlo, Cabello aseguró que el acto no es "para nada agradable", pero sí "necesario".

"Es un momento que ninguno de nosotros hubiese querido vivir", destacó el diputado, que también aseguró que está "clarito" que esta toma de posesión es "constitucional" y "apegada a derecho".

Maduro, de 50 años y que llegó al hemiciclo acompañado de su mujer, la procuradora general Cilia Flores, dijo: "Perdonen nuestro dolor y nuestras lágrimas, pero esta presidencia le pertenece a nuestro comandante".

Sólo unos pocos diputados opositores asistieron al acto que tuvo lugar en la sede de la Asamblea Nacional.

El líder opositor Henrique Capriles dijo esta misma noche, que la "juramentación es espuria" porque a Maduro "nadie lo ha elegido presidente", asegurando que la oposición no está dispuesta a tolerar "abusos de poder".

Decenas de personas presentes en la sala de sesiones parlamentaria gritaban durante el acto: "Chávez lo dijo y lo dijo duro, el presidente es Maduro".

Etiquetado como: