Coloso en el noroeste del país no registra actividad importante desde 1999

 4 junio, 2013

Managua (AFP). Nicaragua vigila el comportamiento del volcán Cerro Negro, en el noroeste del país, tras un incremento de su actividad sísmica y llamó a turistas y vecinos a no escalar sus laderas, informó el martes una fuente oficial.

El Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) anunció que el volcán de 726 metros de altura incrementó "su patrón sísmico" en la mañana del martes y se intensificó por la tarde.

"A partir de las 3:30 de la tarde fue un poco más fuerte, se registraron alrededor de unos 49 microsismos y el tremor del volcán se incrementó un poco, igual que las medidas que conocemos de la presión del volcán", declaró a medios oficiales el director de Sinapred, Guillermo González.

El coloso, uno de los más activos de la cadena volcánica del Pacífico, está localizado en el departamento de León, 90 km al noroeste de Managua y se caracteriza por la expulsión de gases y cenizas.

González explicó que se ha recomendado a la población y a los turistas que visitan el lugar a no subir por sus laderas hasta nuevo aviso.

La última actividad de importancia que tuvo el Cerro Negro fue en 1999, cuando se abrieron tres cráteres en sus laderas y vertió lava y cenizas.

Etiquetado como: