Fue etiquetada como carne bovina en comidas congeladas

 19 febrero, 2013

París (AFP). Los gigantes mundiales del sector agroalimentario, Nestlé y JBS, retiraron del mercado varios productos precocinados a causa del escándalo provocado por el uso fraudulento de carne de caballo en lugar de carne vacuna, que afecta a un número creciente de países en Europa.

JBS suspendió la comercialización de carne europea y aclaró que no tiene ningún tipo de implicación en el fraude.

Nestlé, por su parte, anunció que retirará de la venta platos sospechosos precocinados en Francia, Portugal, España e Italia.

Por primera vez, desde el inicio de la crisis, estos productos retirados no solo son platos precocinados de venta en supermercados, sino platos distribuidos a hoteles, restaurantes o cafés, según el portavoz de Nestlé en Portugal, Anotio Carvalho.

Hasta el momento, las autoridades afirman que no hay riesgos para la salud por este fraude, que afecta ya a más de una docena de países europeos.

Etiquetado como: