Irán y las grandes potencias empezarán a redactar borrador de acuerdo que garantice no fabricar armas químicas

 13 mayo, 2014

Viena

La jefa de política exterior europea, Catherine Ashton (izq) y el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, al inicio de las conversaciones nucleares a puertas cerradas en Viena, Austria.
La jefa de política exterior europea, Catherine Ashton (izq) y el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, al inicio de las conversaciones nucleares a puertas cerradas en Viena, Austria.

Irán y seis grandes potencias se reúnen desde hoy en Viena para intentar empezar a redactar el borrador de un acuerdo que garantice que el programa atómico iraní no busca fabricar armas atómicas.

"Estamos en un momento sensible porque vamos a negociar tras varias rondas (de contacto) que fueron mayormente una tormenta de ideas en la que varias partes presentaron sus opiniones", explicó hoy a su llegada a Viena el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif.

El jefe de la diplomacia iraní dijo, en declaraciones a la prensa, que ahora se va a empezar a redactar el borrador y negociar un acuerdo definitivo.

Está previsto que Zarif mantenga ya esta misma noche un encuentro informal con la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, que representa en esta negociación a China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania, el conocido como Grupo 5+1.

Aunque se espera que hoy se celebren ya algunos encuentros bilaterales, las sesiones plenarias empezarán mañana, miércoles, y se prolongarán, previsiblemente, hasta el viernes.

"Hemos venido aquí con el mandato de llegar a un acuerdo", dijo Zarif al reconocer que " va a ser un proceso difícil, un proceso que requerirá de mucho cuidado y de muchas discusiones y redacciones".

El ministro iraní recordó que, tras la cumbre de esta semana, habrá aún otras dos para intentar tener el acuerdo listo para el 20 de julio, la fecha marcada en la hoja de ruta acordada por Irán y las grandes potencias en noviembre de 2013, aunque no descartó que el proceso pueda prolongarse más allá de ese día.

Se trata de la cuarta ronda de contactos en lo que va de año para cerrar un acuerdo que tiene un doble objetivo: acabar con una década larga de dudas sobre si Irán busca tener armas atómicas y hacer posible que la República Islámica acceda a la energía y tecnología nuclear con fines pacíficos.

Etiquetado como: